CEN del PRI exilia de Puebla a Blanca Alcalá


La dirigencia nacional del tricolor determinó enviarla como delegada espacial a Colima


El exgobernador Mario Marín Torres fue ignorado para la estrategia del Revolucionario Institucional del 2012, pues contrario a otros exmandatarios a él no lo designaron como delegado en ninguna zona o estado del país


Yonadab Cabrera Cruz


En un movimiento contradictorio del CEN tricolor, Blanca Alcalá fue exiliada de la entidad poblana al designarla como delegada general del partido en Colima, un hecho que limita sus posibilidades de promoción para buscar el Senado de la República. Pese a que la exalcaldesa es uno de los cuadros mejores posicionados para abanderar la fórmula, Alcalá deberá irse de Puebla a cumplir con la operación política en la entidad del noreste del país.


En entrevista con CAMBIO, la exalcaldesa capitalina informó que el nombramiento lo recibió directamente del líder nacional de su partido, Humberto Moreira Valdés, y dijo que es una oportunidad que le da el PRI para seguir creciendo.


Alcalá Ruiz rechazó que este nombramiento afecte su proyecto político en aras del Senado de la República, pues indicó que otros delegados también han cumplido con las tareas que les ha encomendado el CEN y al mismo tiempo se han convertido en representantes populares, tal es el caso de Mercedes del Carmen Guillén Vicente.


“Quien era delegada en nuestro estado y al mismo tiempo se convirtió en diputada federal, o el actual delegado quien en Veracruz también está fuerte para contender por un espacio”, destacó la exalcaldesa de Puebla.


Reiteró que su designación como delegada en Colima le permitirá acercarse al CEN, específicamente a Humberto Moreira y al secretario de Operación Política, Miguel Ángel Osorio Chong.


Insistió en que no descuidará su labor para conseguir la candidatura al Senado de la República, mencionó que continuará con sus acercamientos con los poblanos y rechazó tajantemente que este cargo la aleje de sus aspiraciones.


Le hacen el feo a Marín


El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI excluyó a Mario Marín Torres de la lista de exgobernadores que recibieron ayer por la mañana un nombramiento especial como secretarios regionales, dichas designaciones fueron el último acto priista previo al arranque del proceso electoral 2012, con lo que quedó armada la estrategia electoral.


La operación electoral en el estado de Puebla correrá a cargo del exmandatario sinaloense, Jesús Aguilar Padilla, quien además estará al mando de la misma estrategia para los estados de Veracruz y Oaxaca. La encomienda del dirigente nacional tricolor, Humberto Moreira, para el sinaloense es encargarse de la estrategia donde ganaron los gobiernos de coalición, ya que sus correligionarios Mario Marín Torres así como Ulises Ruiz son repudiados por la población.


En total son siete los exgobernadores que se incorporaron al Comité Ejecutivo Nacional del tricolor y tienen la tarea de garantizar representantes electorales, así como de casillas en las regiones para las que fueron asignados, pues de esa forma se protegerá el voto de cualquier operación política que intenten otros institutos, sobre todo Acción Nacional por tener la estructura del gobierno federal.


Los siete gobernadores son: Fidel Herrera Beltrán, de Veracruz; Enrique Martínez Martínez, de Coahuila; Ismael Hernández Deras, de Durango; José Reyes Baeza, de Chihuahua; René Juárez Cisneros, de Guerrero; el exgobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla; de Tamaulipas, Eugenio Hernández y de Hidalgo, Jesús Murillo Karam.


Humberto Moreira realizó un cónclave con las dirigencias estatales, delegados nacionales y todo el aparato del Comité Ejecutivo Nacional para afinar la estrategia electoral en los comicios del 2012, durante la encerrona hizo los nombramientos a los exmandatarios poblanos.


Pero además encabezó una junta preparatoria para la celebración del Consejo Político Nacional, el cual se llevará a cabo este 8 de octubre y servirá para que tomen protesta sus integrantes, así como para elegir el método de selección del candidato a la Presidencia de la República, aunque todos los priistas se inclinarán por una consulta a la base y asambleas de delegados para designar a los abanderados a diputados federales y senadores.


La operación de los exgobernadores


El veracruzano Fidel Herrera fue designado como secretario regional en el norte del país, por lo que se encargará de la estrategia electoral en Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Durango. Mientras que el exmandatario de Coahuila, Enrique Martínez y Martínez está al mando de la estrategia en Baja California Norte, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua y Sinaloa.


El tamaulipeco Eugenio Hernández Flores estará al mando de la península de Yucatán, Tabasco y de Chiapas. En tanto, el exmandatario de Durango, Ismael Hernández, hará frente en los estados de Zacatecas, San Luis Potosí, Aguascalientes y Guanajuato.


El guerrerense René Juárez Cisneros operará electoralmente para el PRI en Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Tlaxcala, Morelos y Distrito Federal. Mientras que Jesús Aguilar Padilla, exgobernador de Sinaloa, se hará cargo de Veracruz, Puebla y Oaxaca.


Finalmente, el chihuahuense José Reyes Baeza estará al frente de la costera del Pacífico en los estados de: Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán y Guerrero.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas