El auditor denunciará por daño moral a Loeza Aguilar


Dice Hern ndez Quintana que sus abogados se encuentran analizando las bases jurídicas del caso


Viridiana Lozano Ortíz


El titular Órgano de Fiscalización Superior, Víctor Manuel Hernández Quintana, denunciará por daño moral al alcalde destituido de Tlatlauquitepec, Porfirio Loeza, quien lo acusara de haberlo extorsionado por un millón de pesos en el 2006 y amenazado con fincarle responsabilidades a sus ejercicios fiscales.


Además, el titular del OFS advirtió que las cuentas públicas 2007 y 2008 de Loeza Aguilar también tienen procedimiento administrativo de determinación de responsabilidades por desvío de recursos, y sólo falta que la Comisión Inspectora determine si el exalcalde por Movimiento Ciudadano también será sancionado por estos ejercicios.


El viernes de la semana pasada, CAMBIO publicó la entrevista con Porfirio Loeza en la que acusa a Hernández Quintana de haberlo extorsionado por un millón de pesos en el 2006, cuando el titular del OFS fungió como auditor externo de este municipio. El presidente destituido de Tlatlauquitepec relató cómo el auditor general lo amenazó con fincarle responsabilidades a sus cuentas públicas si no le entregaba más dinero.


En rueda de prensa, Víctor Manuel Hernández rechazó que la destitución de Porfirio Loeza por desvío de recursos públicos sea un revanchismo político, bajo el argumento de que quien detectó las irregularidades en este ejercicio fiscal fue su antecesor, José Doger Corte.


“Se señala un revanchismo político que no existe porque el informe de resultados de la cuenta 2006 de este alcalde no lo emití yo, lo emitió el anterior auditor general: José Doger Corte. Este documento fue presentado en junio cuando yo no estaba en funciones; cuando entré en agosto del 2007 lo único que hice fue darle seguimiento al dictamen que ya había dejado”.


El auditor general explicó que fungió como auditor externo de Tlatlauquitepec sólo los primeros tres meses del 2006 y que fue despedido debido a que detectó un faltante de medio millón de pesos en la Tesorería.


pesos, dinero que no ingresó al municipio, le informé al Cabildo y me cancelaron el contrato. Interpuse una demanda mercantil y me pagaron la indemnización en el 2007 cuando ya era auditor, pero era de un procedimiento de años atr s”.


est obligado a probar y si no puede probar tendr la sanción correspondiente. No es correcto que desprestigie a una institución. El señor recurrió a todas las instancias y resolvieron que el OFS tenía la razón en el procedimiento”.


Finalmente, rechazó que las acusaciones de extorsión en su contra pongan en riesgo su cargo al frente del OFS y consideró extraño que Loeza Aguilar no hubiera utilizado estos argumentos cuando fue llamado a comparecer por la Comisión Inspectora, para librarse de la destitución.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas