“Si sindicalizados ponen cartulinas serán cesados”


Aunque será temporalmente, advirtió Íñigo Ocejo Rojo


Luz Elena Sánchez

 

La administración de Eduardo Rivera Pérez inició una “cacería brujas” en contra de los trabajadores del Ayuntamiento que peguen cartelones criticándolo, pues serán cesados temporalmente hasta que la Contraloría Municipal decida cuáles serán las sanciones definitivas, así lo confirmó el secretario de Administración y Tecnologías de la Información (SATI), Íñigo Ocejo Rojo.


Luego de que el líder del Sindicato Único de Trabajadores del Ayuntamiento de Puebla informara que la delegada de los trabajadores en el Ayuntamiento, Verónica Bravo, había sido cesada por la administración debido a que colocó pancartas criticando al gobierno riverista —acción a la que calificó como intimidatoria, incluso represora— para que el gremio ya no ejerza su libertad de expresión, además de que dijo que no hay ninguna justificación legal para separarla de su cargo.


El funcionario municipal dijo que el cese temporal de la delegada y de otra empleada del área de Tesorería, se debe a que de acuerdo a la Ley de Trabajadores del Municipio y el Código Reglamentario Municipal señala que está prohibido pegar o pintar propaganda comercial, política, sindical: “Queda prohibido pegar propaganda en los perímetros, puertas y ventanas de los inmuebles, queda prohibido cualquier tipo de anuncio político o de promoción de ideas u opiniones que tienen como propósito influir en el sistema de valores de los ciudadanos y trabajadores en su conducta, quien infrinja lo anterior, será sancionado con multas de 200 a 3 mil días de salario mínimos vigentes así como sanciones administrativas”.


Ocejo Rojo dijo que la Contraloría Municipal es la que se encarga de llevar a cabo los procesos de cese pues indicó que previamente se les informó que pegar cartelones es ilegal.


Aunque aseveró que los trabajadores pueden expresarse pero de manera respetuosa y legal, aseguró que en este momento la Contraloría está revisando quiénes son los responsables de pegar consignas ofensivas en contra de Eduardo Rivera Pérez y de otros funcionarios públicos: “Cuantos trabajadores Contraloría determine y los sorprenda haciendo este tipo de actividades es contra los que se irá administrativamente y en su caso se notificará como Secretaría de Administración, todos los ceses son temporales, depende de que la Contraloría determine cuál es la responsabilidad en la que se incurrió y ver las multas y sanciones que se deben imponer”.


Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas