Se suicida velador en la caseta de vigilancia


Tan sólo tenía 28 años y decidió quitarse la vida, pues estaba deprimido por cuestiones sentimentales


José Manuel Carmona


Por enésima ocasión, la depresión provocada por cuestiones sentimentales derivó en un suicidio que elevó la cifra de incidencias en Puebla a 168 casos en los casi nueve meses que han transcurrido de 2011.


Se trató de un joven de 28 años, identificado como José Alejandro Santamaría Sánchez, quien laboraba como velador del fraccionamiento Altamirano, en calle Cirios número 2942 de la colonia Concepción La Rosa, en San Andrés Cholula, y que decidió ahorcarse en la puerta del baño de la caseta de vigilancia.


El supervisor de la empresa de seguridad privada para la cual trabajaba fue quien le encontró sin vida al llegar a dicho fraccionamiento para el pase de lista. Al percatarse de la situación pidió auxilio al número de emergencias 066, pero los paramédicos que arribaron confirmaron que había fallecido.


El representante social de San Andrés Cholula informó que el cadáver de Alejandro estaba colgando de la puerta del baño, con un cable naranja que el ahora occiso ató alrededor de su cuello.


Durante la inspección que realizó el personal de Servicios Periciales se encontró una carta póstuma que José Alejandro le dedicó a Úrsula Rosete Zárate, quien era su pareja sentimental. Aunque el mensaje textual no fue proporcionado, trascendió que les pidió perdón a sus familiares por la decisión que tomaba.


Agregó que estaba conforme con su decisión porque podría ver a su bebé, un hijo que recientemente había fallecido, pero también manifestó que Úrsula le había dicho mentiras que lo sumieron en una profunda depresión que no pudo superar.


Cabe señalar que la cifra de 168 suicidios en lo que va del año es una cifra extraoficial, sin embargo, fuentes cercanas a CAMBIO revelaron que el número real —y que se han reservado las autoridades estatales— podría rebasar los 200.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas