Simulan tragedia en la capital


Realizan un macrosimulacro donde participaron 15 mil personas


De manera simultánea, algunos municipios realizaron una emergencia mayor: San Martín Texmelucan respondió a un derrame de crudo en poliducto; Teziutlán simuló derrumbes y estructuras colapsadas; Zacatlán recreó una explosión del cuarto de máquinas en el Hospital Regional


Luz Elena Sánchez / Elvia García Huerta


En la capital se vivieron entre 5 a 8 minutos de terror, pues se realizó un macrosimulacro. Se ocuparon diferentes lugares de la capital para escenificar una tragedia de una catástrofe que impacte a los poblanos. En el marco del Día Nacional de Protección Civil participaron alrededor de 15 mil personas, en donde existieron 95 lesionados, diez muertos y cuatro detenidos.


La Secretaría General de Gobierno realizó el simulacro en cinco puntos críticos de la entidad: el colapso del edificio Arronte de la BUAP, la volcadura e incendio de un autobús en la zona de Analco; el colapso de una casona en la 16 Sur y 3 Oriente; una fuga de gas con flama abierta en 25 Sur y avenida Juárez, así como un derrame químico de 28 litros en una empresa ubicada en diagonal Defensores y 18 de Noviembre.


Participaron más de 15 mil personas, donde todas las escuelas del estado, así como las dependencias de gobierno, municipales; las empresas afiliadas a las Cámaras empresariales de Canacintra, Canirac, Canaco y Aprepsac; la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles y grupos voluntarios.


Asimismo de manera simultánea, cuatro municipios realizaron una emergencia mayor: San Martín Texmelucan respondió a un derrame de crudo en poliducto; Teziutlán simuló derrumbes y estructuras colapsadas; Zacatlán a una explosión del cuarto de máquinas en el Hospital Regional, y Cuetzalan presentó eventos múltiples, por lo que se realizó el repliegue y evacuación de cada uno de estos puntos.


Piden más recursos para contingencia


Aunque el Ayuntamiento de Puebla este año ha destinado alrededor de 25 millones de pesos para la atención de contingencias y de emergencias, el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, reconoció que se necesita una mayor inversión en equipamiento tecnológico que permita tener una mejor capacidad de respuesta en cualquier siniestro.


Después de haber participado en el macrosimulacro que organizó la Unidad de Protección Civil Municipal, indicó que se deben implementar medidas de respuesta que estén coordinadas con el gobierno estatal y federal: “Se necesita una unidad (donde ayer se montó el Centro Operativo de Emergencias Municipales) más grande, de mayor capacidad, que ante un caso eventual de un sismo, de un desastre que pudiera afectar las instalaciones en el municipio, pudiéramos tener una unidad móvil para trasladarnos ya sea a la zona del desastre o a la oficina que fuera necesaria ya sea el Centro de Atención Inmediata o de Protección Civil para poder tener instalada una mesa de crisis con los regidores y secretarios en coordinación del gobierno estatal y federal”.


El edil señaló que la mejor estrategia en caso de desastre es la prevención: “La cultura de la prevención y de la protección civil es fundamental implementarla en el país (…) muchos de los accidentes en sismos y problemas en lluvias y explosiones son por falta de prevención”.


Aseguró que, para mejorar la capacidad de respuesta de los departamentos de emergencia, su administración continuará con la capacitación de los brigadistas voluntarios.


Además dijo que se implementarán campañas de mayor concienciación en la población para que conozcan y tomen en serio las medidas y las reglas que se deben seguir en caso de siniestros.


Por su parte el director de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori, indicó que este año se han destinado 5 millones de pesos para la integración de un fideicomiso que ayudará a ampliar las herramientas de trabajo de la dependencia y abundó que se espera recaudar más presupuesto a partir de donativos.


Mientras que el director del CERI, Eduardo Vásquez Rossainz, informó que invertirán 10 millones de pesos en la primera etapa del equipamiento de los sistemas de radiocomunicación y diez para video-vigilancia para monitorear todos los puntos de la ciudad.


Saldo del simulacro


A pesar de que hubo escenarios del megasimulacro de un sismo de 7.5 grados Richter, donde los elementos de rescate actuaron con lentitud -como en el colapso del edificio Arronte de la BUAP- el director de Protección Civil municipal, Gustavo Ariza Salvatori, aseguró que el ejercicio fue todo un éxito, aunque reconoció se puede actuar mejor: “Tenemos el personal suficiente para atender una situación como la que se dio en este momento, pero se requiere de más instituciones y de mayor personal para poder actuar de manera mucho mejor ante una situación más grande”.


Informó que participaron alrededor de 15 mil personas, se registraron 95 lesionados, diez muertos y cuatro detenidos en los siete diferentes escenarios que se montaron para hacer la simulación.


Aseguró que la movilización de los grupos de rescate y la evacuación se realizó en un tiempo promedio de entre 5 a 8 minutos.


Otros escenario fue las inmediaciones del barrio de Analco donde se registró la volcadura e incendio de un autobús, la 16 Sur y 3 Oriente con el colapso de una Casona, la 25 Sur y avenida Juárez, donde hubo una fuga de gas con flama abierta y en diagonal Defensores y 18 de Noviembre, donde se registró un derrame químico de 28 litros.


Dejan plantados a los casinos

Germán Reyes


A pesar de que se había anunciado que los casinos de la ciudad serían parte del simulacro que se realizó en Puebla, éste fue cancelado sin previo aviso aun cuando los empleados de los establecimientos se encontraban preparados para llevarlo a cabo.


A lo largo de la semana, centros de apuestas como el Casino Winpot, Casino Palace y Caliente, colocaron avisos en el área de cajas de los establecimientos en los que se invitaba a los clientes a formar parte de un simulacro que se llevaría a cabo en punto de las 11 horas de este lunes.


Esto suponía la presencia de elementos de Protección Civil en los casinos para llevar a cabo el ensayo, sin embargo, nunca llegaron.


Empleados de algunos de centros de apuestas mencionaron que habían sido avisados de que el simulacro se llevaría a cabo alrededor de las 11:30 horas e, incluso, habían recibido instrucciones del papel que jugarían en el mismo, pero al igual que los clientes del lugar se quedaron esperando.


Todo transcurrió con normalidad en los negocios, no hubo movimiento y tampoco se conoció la situación en la que hipotéticamente se verían implicados los casinos.


Es oportuno destacar que los establecimientos eran parte importante en el simulacro debido a lo que aconteció hace algunas semanas en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, en donde fallecieron 52 personas.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas