América le quita lo invicto a Bartolotta


En un sufrido partido por parte de las Águilas, se impusieron a la Franja por un marcador de 3-2


Gerardo Ruiz


El Puebla vino dos veces de atrás en el marcador, pero ello no le fue suficiente para evitar la derrota contra el América. Con un autogol y un dudoso penal, Las Águilas vencieron a los dirigidos por Bartolotta y de paso le quitaron el invicto que tenía al frente de La Franja.


Con la derrota de ayer, los poblanos cerraron una lamentable temporada como local, únicamente pudieron ganar un partido en el Cuauhtémoc, empataron tres y cayeron en cinco ocasiones para sumar sólo seis puntos de 27 posibles.


Los dirigidos por Miguel Herrera impusieron condiciones desde los primeros minutos del encuentro, supieron marcar los goles en momentos clave y el equipo Camotero tuvo que venir en dos oportunidades desde atrás en el marcador. Pero como sucediera en el partido anterior contra Estudiantes Tecos, donde Jonathan Lacerda cometió un grave error que le costó el empate al Puebla, Alexandro Álvarez, en los últimos minutos del encuentro en una salida innecesaria, regaló un penal para sentenciar la derrota poblana.


Con la victoria en territorio angelopolitano, el cuadro de Coapa se colocó como sublíder general por debajo de Santos Laguna y logró colocarse dentro de los cuatro primeros de la tabla y recibir como local en el Estadio Azteca los cuartos de final del torneo Clausura 2012.


Por su lado, al cuadro blanquiazul le costaron muy caros los errores de tres de sus mejores jugadores del torneo. En cuestión de dos fechas, los Camoteros vieron disueltas sus ligeras esperanzas de pelear un puesto en la fiesta grande del futbol mexicano.


La derrota contra los azulcrema también puso fin al invicto del estratega poblano Daniel Bartolotta, quien había acomunado hasta la fecha 16, un par de empates y dos victorias. Ahora el uruguayo tendrá que esperar las decisiones de la voluble directiva poblana y decidir su futuro al frente del banquillo camotero.


Así fue como el Puebla, en un buen partido de fútbol disputado, puso fin a su calvario como local, dejando un gran sabor amargo en la afición quien como si no fuera necesario abarrotó las gradas del estadio Cuauhtémoc.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas