En standby destitución de Loeza


El edil acusado de desvío de recursos pone trabas que detienen al Congreso para destituirlo


Reconoce Riestra que el caso ha sido muy lento


Xóchitl Rangel


Porfirio Loeza está buscando todos los medios legales para entorpecer su proceso de destitución como presidente municipal de Tlatlauquitepec, comentó Mario Riestra Piña, presidente de la Comisión Inspectora.


“Seguramente tiene algunos recursos legales que están entorpeciendo y retrasando esta resolución, por parte del Congreso hemos cumplido en el ámbito de nuestra competencia. Estamos tratando de agilizarlo al máximo pero no podemos vulnerar sus derechos legales”, platicó a CAMBIO.


A 10 meses de que el diputado panista José Ángel Pedro Guerrero Herrera presentó en sesión pública el procedimiento para destituir al edil tras la detección de malversación de recursos públicos por un monto cercano a los 20 millones, no hay avances que permitan quitarlo del cargo.


El legislador dijo que si bien no hay ingobernabilidad en Tlatlauquitepec, sí existe un clima de tensión y malestar social por la permanencia de Loeza.


Riestra recalcó que la comisión que preside aprobó la resolución con la que se solicita la destitución de Loeza, pero las facultades del legislativo tienen un límite ante las instancias judiciales federales.


Recordó que Loeza interpuso varios recursos de reclamación ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y si bien dos fueron desechados por improcedentes, la estrategia le ha permitido conservar el puesto y postergar la acción del Congreso.


El también coordinador de la fracción parlamentaria de Acción Nacional dijo que en caso de que exista un avance, el congreso está dispuesto a convocar a un periodo extraordinario para concretar de una buena vez la destitución.


“Vamos a estar al pendiente de la evolución jurídica del asunto, si hubiera novedad sin esperar al siguiente periodo podríamos tomar el asunto”, agregó.


Cabe recordar que Loeza, emanado de Movimiento Ciudadano -antes Convergencia- ya había sido edil de Tlatlauquitepec durante el periodo 2005-2008, lapso en el que acumuló dos Procedimientos Administrativos de Determinación de Responsabilidades y una sanción por no justificar sus cuentas públicas.


La legislatura LVII lo inhabilitó por 11 años para ocupar un cargo de representatividad popular. Sin embargo, el hábil Loeza recurrió a un amparo que lo favoreció y tuvo la oportunidad de postularse nuevamente como alcalde.


En julio de 2010 ganó a través de la coalición Compromiso por Puebla -integrada por PAN, PRD, Nueva Alianza y Convergencia- la cual encumbró al gobernador Rafael Moreno Valle.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas