Blanca Alcalá mantuvo en opacidad el caso Walmart


Exfuncionarios cercanos a la priista denunciaron que el Cabildo jamás discutió el tema, pese a que hubo un cambio de uso de suelo en el predio de La Margarita


El gobierno municipal blanquista autorizó de manera temporal la construcción de la tienda sin el consentimiento de vecinos ni de instancias públicas como la Conagua, por lo que al final tuvo que recular y cancelar los permisos


Xóchitl Rangel / Luz Elena Sánchez


Fue la Delegación Puebla de la Conagua quien detuvo el proyecto de construcción de una tienda Walmart en la unidad habitacional La Margarita ante las evidentes “facilidades” que dio Blanca Alcalá a la trasnacional pese a la oposición de los vecinos que incluso declararon una resistencia civil ante lo que denominaron “entreguismo” de la entonces presidenta municipal.


Las intenciones de inversión de la cadena Walmart trascendieron desde 2008, el primer año de la administración blanquista, aunque no se hicieron oficiales hasta 2009. Por instrucciones de la alcaldesa, inmediatamente fueron entregadas licencias temporales de construcción para el predio denominado como la manzana 36 y que constituye el única area verde de La Margarita. Además, el predio se encuentra en disputa jurídica ya que los vecinos alegan que es un área común y el Infonavit defiende que se trata de un inmueble dentro del fideicomiso que maneja la unidad habitacional.


Las “facilidades” que otorgó Blanca Alcalá pasaron por alto, además, que el predio presenta un riesgo para las zonas aledañas de La Margarita y La Hacienda por atravesar el cauce del río Alseseca, poniendo en peligro a más de 20 mil habitantes de las dos colonias.


La priista incurrió en diversas anomalías como ceder los permisos provisionales para la excavación y medición del terreno, pese a los inminentes riesgos ambientales y la ambigüedad en el propietario legal del terreno.


Cabildo nunca trató el tema


Fuentes cercanas a la administración blanquista confirmaron a CAMBIO que en ninguna sesión de Cabildo se abordó ni discutió la emisión de licencias para que la transnacional se asentara en el predio identificado como manzana 36 de La Margarita, decisión que recayó en las áreas administrativas que tenían “completa disposición” de permitir la obra.


Como la empresa ignoró la realización de estudios de impacto ambiental y pasó por alto la recomendación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para construir un revestimiento del canal y rectificación del puente de la zona, la administración se vio obligada a frenar la intervención de maquinaria en el sitio.


Blanquistas anunciaron la apertura de las tiendas Walmart


En el primer trimestre de 2009, el ayuntamiento anunció la instalación de cuatro tiendas de la cadena Walmart con una inversión de 375 millones de pesos y la generación de 730 empleos directos y aproximadamente 645 indirectos.


En aquella ocasión, Blanca Alcalá respaldó el arribo del corporativo Walmart excusando que sería una oportunidad de desarrollo económico para el municipio.


Sin embargo, la propuesta nunca fue planteada ante el cuerpo edilicio ni sometida a discusión en las sesiones ordinarias encabezadas por Alcalá, el síndico y los regidores, por lo que no existen actas de Cabildo en las que se aborde el proyecto ni su factibilidad.


La decisión fue tomada en las áreas administrativas, así como entre las Secretarías de Desarrollo Económico y Obra Pública, sin tomar en cuenta a las fracciones partidistas del cuerpo de regidores.


Otro hecho conocido es que ante la resistencia de los vecinos, el gobierno de Alcalá intentó persuadirlos ofreciendo la plantación de 8 mil árboles que sustituirían los 130 eucaliptos que serían derribados en el lugar.


También prometió empleos temporales para los habitantes durante el proceso de construcción de la tienda de autoservicio.


Las fuentes consultadas denunciaron además que el exsecretario de Gobernación, Juan de Dios Bravo Jiménez, aprovechó la coyuntura intentando promocionar su imagen con miras a la elección de 2010 entre los vecinos de La Margarita.


Cid Monjaraz desmiente a Blanca


Por su parte, el exregidor del PRD durante el trienio pasado, Jaime Cid Monjaraz desmintió a Blanca Alcalá y recalcó que su administración sí estaba dispuesta a permitir la construcción del Walmart, pero que fue la Comisión Nacional del Agua el factor determinante para evitar su instalación.


A pesar de que la ahora candidata al Senado asegurara que su administración nunca hubiera permitido una obra que pusiera en riesgo la integridad de los habitantes de la unidad habitacional La Margarita, el esregidor indicó que su gobierno a través de la Secretaría de Obras Públicas estaba dispuesto a entregar las licencias para su construcción.


“A nivel administrativo se dio complemente el aval, ellos aprobaron la construcción, decían que no había ningún problema”.


En entrevista para CAMBIO, aunque coincidió en que las obras se frenaron porque la Conagua determinó que existía el riesgo de inundaciones, dijo que la administración blanquista ya había autorizado entregar todos los permisos: “efectivamente se detuvieron no por parte de ellos sino por parte de Conagua que se impidió, el Ayuntamiento estaba más que dispuesto en la parte previa”.


Pese a la complejidad del problema, denunció que este tema nunca se analizó en el seno del Cabildo: “los regidores nunca trataron el tema, eso se trató en la parte ejecutiva, por lo que nosotros sabíamos que no había ningún problema, pero por parte de la administración estaban de acuerdo en que se hiciera (Walmart) y que dieron el aval”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas