Voto de castigo al PAN por estrategia vs crimen


Consideró el investigador madrileño José Ramón Montero, quien define a los votantes mexicanos como desmemoriados


Asegura que la sociedad mexicana se identifica por ideología y no por simpatía con los políticos. Además evidenció la ambigüedad de los partidos, pues sólo el PRD tiene una tendencia clara


Xóchitl Rangel


Las constantes críticas a la estrategia de combate al crimen organizado, encabezada por el gobierno federal en turno, generarán un voto de castigo para el PAN, comentó José Ramón Montero, politólogo de la Universidad Autónoma de Madrid.


El especialista expuso que las elecciones, pese a sus evidentes deficiencias e imperfecciones, son el mejor método de castigar a los partidos políticos que como gobierno han errado en la aplicación de estrategias públicas, o que simplemente incumplieron sus promesas de campaña.


Sin embargo, enfatizó que, por idiosincrasia, los mexicanos sufragan por ideología y no por simpatía así que, pese a la percepción de violencia, la sociedad en este país se identifica con los partidos de centro-derecha como el PAN y centro-izquierda como el PRI.


En ese sentido, evidenció la ambigüedad de estos institutos políticos, pues sólo el PRD -identificado plenamente como izquierda- tiene una tendencia clara, mientras que a los otros dos les “avergüenza” declararse abiertamente como partidarios de una corriente.


Durante la inauguración del segundo Coloquio Anual de Ciencia Política, con el tema “¿Para qué sirven las elecciones? Análisis y reflexión de nuestro tiempo político”, organizado por la Universidad Iberoamericana, señaló que las elecciones son el sistema “menos malo” para designar a los representantes populares, pero necesitan perfeccionarse todavía.


El perfil del elector mexicano


Montero ofreció la conferencia “Análisis del comportamiento electoral de cara al 2012”, en la que evidenció los defectos de los electores mexicanos, como su memoria limitada, su reducida visión y sentido del oído.


Aclaró que, si bien los ciudadanos no son ciegos ni miopes, sí padecen de memoria limitada, lo que muchas veces origina que una parte de la población sea manipulada al antojo por los grupos del poder.


Explicó que el comportamiento electoral en México se guía por distintos factores, el primero de ellos sociológico, en el que influyen rasgos como raza, religión y nivel educativo.


En segunda instancia, predomina el comportamiento psicológico en que se aprecian tres tipos de modelos: cuando el elector vota por simpatía, por identidad o por apatía para que no gane un determinado grupo.


En tercer escaño, se ubica el comportamiento económico, cuando el elector analiza las propuestas de un candidato para obtener la mayor ventaja en materia de empleos o beneficios económicos.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas