PRI sepulta caso Walmart para no afectar a Alcalá


El líder del PRI, Fernando Morales, dijo que no prestarán atención a acusaciones sin fundamento


Luz Elena Sánchez


El PRI poblano dio por muerto el caso Walmart y las acusaciones de corrupción en contra de su candidata al Senado, Blanca Alcalá Ruiz, pues no se va a prestar a acusaciones infundadas, sentenció el líder del PRI, Fernando Morales.


A lo largo de esta semana, la exalcaldesa ha sido acusada de haber otorgado irregularmente licencias de uso de suelo a favor del corporativo para la instalación de una de sus tiendas en la unidad habitacional La Margarita, esto luego de que el diario estadunidense The New York Times revelara que la transnacional realizó sobornos entre autoridades mexicanas por 24 millones de dólares para obtener los permisos para la construcción de sus centros comerciales.


En rueda de prensa, el líder del tricolor deslindó a Alcalá Ruiz de cualquier acusación al respecto, pues dijo que las acusaciones se remiten al periodo 2003-2005, fecha que no coincide con su administración municipal.


Además, aseguró que no se tienen las pruebas para inculparla: “del 2003 al 2005 cuando se hace la declaración de desvíos de recursos no concuerdan las fechas, y en este momento es un supuesto, les pido que hablemos cuando tengamos las pruebas, cuando haya una denuncia formal en contra de uno de nuestros candidatos entonces ya tendríamos que salir a dar la cara”.


Morales Martínez advirtió que su partido ya no contestará las interrogantes sobre este tema: “en estos momentos yo les diría, en calidad de presidente del partido, que no vamos a seguir respondiendo es un tema que damos por muerto porque no vamos a caer en el juego de responder a acusaciones de oídas”.


Aunque el periodo de tiempo al que hizo referencia corresponde al mandato de otro edil priista, Enrique Doger Guerrero, insistió en que el PRI no va a hablar de un asunto infundado.


También evadió los señalamientos sobre la responsabilidad del exsecretario del Trabajo y actual candidato del PAN al Senado, Javier Lozano Alarcón, pues un medio nacional publicó que junto con su cuñado también podría estar implicado en el caso: “no vamos a caer en ese juego”.


En este mismo tenor se pronunció el delegado del CEN en Puebla, Héctor Hugo Olivares Ventura: “se debe de respetar el principio de derecho, el que acusa comprueba, nosotros si hacemos una acusación la probamos”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas