“Peña no la va a tener tan cómoda”


Kicker: Juan Ignacio Zavala, estratega de la campaña presidencial PAN


En menos de un año el cuñado del presidente Calderón ha pasado por tres cuartos de guerra: el de Alonso Lujambio, el de Ernesto Cordero y recién se integró al de Josefina Vázquez Mota donde, dice, no hay división


Mariana F. Maldonado / 24 Horas


Juan Ignacio Zavala regresa a la arena electoral. Como parte del “golpe de timón” anunciado por “la Jefa” el lunes pasado, el cuñado del presidente Felipe Calderón, quien fuera uno de sus voceros durante la campaña de 2006, forma parte del grupo que decidirá la estrategia de la panista.En entrevista con 24 HORAS, el que fuera uno de los coordinadores de Ernesto Cordero durante la contienda interna del PAN asegura que la campaña del candidato priista Enrique Peña Nieto tendrá que enfrentar varios cuestionamientos. “No le va a ser tan cómoda como piensan él y sus huestes”.


Los encuentros privados en Oaxaca, entre Peña Nieto y los ex gobernadores Ulises Ruiz y José Murat, le sirven para adelantar sus tácticas. “¿Por qué se esconde de sus compañeros de partido? Porque son tipos que dan pena, que son parte de un pasado reciente que no quisiéramos volver a vivir y son los que impulsan a Peña Nieto. Los que pactan con la delincuencia organizada, por eso se esconde Peña, pero ya lo sacaremos nosotros al balcón”.


-¿Cómo ha sido este inicio de campaña?


-Creo que la campaña ha tenido sus errores, sus anécdotas. Cualquier campaña pasa por sus baches. En ocasiones es muy difícil empezar y coordinarte bien cuando estás haciendo un esfuerzo muy grande y lo tienes que hacer organizándote de una manera mucho más rápida que los adversarios.


-¿Cómo ves que haya habido estos tropezones en el inicio?


-Al ser la retadora contra Peña, esta serie de errores la convirtieron en una suerte de anécdotas mediáticas no relevantes, tenía todo el foco encima en el inicio de la contienda y eso es lo que nos vino a meter en un bache de errores. Errores graves el del estadio, los demás son anécdotas, todo lo magnifican los medios. El quesadillazo fue quizá el error por improvisar un acto, pero veo que lo sucedido es lo que pasa en cualquier campaña. Peña también sabe que si él se equivoca nosotros también lo vamos a aprovechar. La campaña electoral apenas empieza, tenemos poco tiempo por lo tanto un margen de error bastante acotado, y más con los que ya tuvimos en un inicio, pero no creo que sea una campaña que vaya a ser marcada por eso.


-La palabra “error” no se ha escuchado. El equipo ha tenido una actitud de “aquí no pasa nada”. ¿Qué tanto beneficia esa actitud?


-No reconocer un error es otro error, lo hace más grande. Hubo un momento en el que se magnificaban las cosas cuando era un incidente. Hay que corregirlo, porque si se vuelve una cadena entonces ya no es una campaña sino que se convierte en un incidente.


-¿Cómo ser “diferente” con los mismos estrategas de hace seis años?


-Puedes tener a la misma gente, lo que no puedes tener son las mismas ideas. La experiencia de la gente en las campañas es importante. Ella es diferente porque es mujer, eso no lo habíamos visto en México, es una mujer que, a diferencia de Andrés Manuel López Obrador o de Peña, sabe concitar alrededor suyo gente con otras ideologías diferentes a la suya.


-En cuanto a ideas diferentes, esta investigación que ha sacado el PAN sobre los compromisos incumplidos de Peña Nieto, ¿no es regresar a “Andrés Manuel es un peligro para México”?


-No, porque una cosa es ser un mentiroso, como lo es Peña, y la otra es una circunstancia de lo que representaba Andrés Manuel López Obrador. La propaganda de contraste o negativa siempre va a tener cosas muy similares, cambian los personajes pero casi toda la publicidad de ese corte tiene características aquí en Alemania, Estados Unidos, España. Es proponer cosas alrededor del adversario, cosas que ellos están haciendo también con Josefina. Parece que están alarmados, si tuvieran tantos puntos de distancia ni nos voltearían a ver.


-¿Esta estrategia de demostrar que Peña Nieto no cumplió se gestó en el cuarto de guerra?


-Sí, ahí se gestan las cosas, hay una estrategia que sigue sus carriles y los cuartos de guerra lo que ven es el funcionamiento de la estrategia y la táctica y viendo las cuestiones diarias. El partido lo firma y ahí entra todo un proceso de ejecución y producción.


-En esta estrategia, ¿ya está trabajando Antonio Sola?


-Yo nunca me lo he topado. Ya la prensa ha hecho todo un misterio de Toño Sola. Se trabaja muy bien con él o sin él, pero ahí, no ha tomado una sola decisión.


-¿Asesoraba a la candidata en la interna?


-Tengo entendido que sí. Pero ahorita, ni se para por ahí. Apareció en Haití, qué más prueba que no está allá. Qué más prueba, si no fuera así, estaría acá.


-¿Le enmendaron la plana a Josefina al mandarle de los Pinos todos los estrategas de la campaña de 2006?


-Josefina es calderonista, fue coordinadora de la campaña de Calderón.


-Pero las personas que llegaron son más al presidente que a ella…


-Pero eso qué tiene. En este sexenio Josefina tuvo dos posiciones relevantísimas, no le veo mucho de antagonista. A Josefina no le imponen nada, sino que Josefina sabe sentar gente a la mesa con distintas visiones y enfocarnos en una cosa común. No es que se le impongan los estrategas, sino que ella decide. No hay tal división, el presidente por supuesto que no tiene una mala relación, todos los panistas lo que queremos es que gane el PAN.


-¿Cómo ves la declaración de Fox en la que dice que sólo un milagro podría ayudar al PAN para ganar?


-Lamentable, ahora sí que si no va a ayudar… ¿qué gana él diciendo eso? No entiendo, en el partido le tenemos cariño y aprecio por lo que hizo. Lo único que podría esperar de él es aliento y empuje, no una opinión que no le es ni útil a Peña Nieto. Lo que es asombroso es que Fox hizo hablar a Peña Nieto porque es raro escuchar hablar a ese señor, es puro spot, es un maniquí, es un hombre de plástico.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas