Urge PGR agilizar denuncias para que haya detenidos


Tal como adelantaron fuentes de Walmart, los delitos prescriben este año en México, por lo que funcionarios públicos implicados librarían castigos


Arturo Ángel /24 Horas


La eventual investigación que inicie la Procuraduría General de la República (PGR) por el caso de los sobornos que pagó la década pasada la compañía Walmart de México puede quedar sin efectos penales, luego de que los delitos en que habrían incurrido los funcionarios involucrados estarían prescribiendo a más tardar este año.


Autoridades de la dependencia federal confirmaron a 24 HORAS que de no presentarse las denuncias correspondientes en breve, que propicien el inicio de una averiguación previa, el Ministerio Público federal estaría quedándose sin el sustento jurídico necesario para proceder en contra de los servidores públicos que estén relacionados.


Lo que se sabe hasta el momento a partir de la información dada a conocer sustancialmente por la prensa estadunidense, es que un ex directivo que salió de Walmart de México en el 2004 reveló que dicha compañía, había acelerado su posicionamiento en el país a través del pago de sobornos para eliminar escollos legales.


Se presume que la división mexicana de la empresa, bajo el mando en ese momento de Eduardo Castro-Wright, movilizó más de 24 millones de dólares para estas dádivas, las cuales fueron repartidas a través de gestores que se encargaron de finiquitar los trámites correspondientes.


De acuerdo con la PGR, los delitos que podrían configurarse a partir de esa información, y como ha ocurrido en otros casos similares de sobornos a funcionarios mexicanos, van del enriquecimiento ilícito hasta el cohecho o la asociación delictuosa.


El problema, dijeron las autoridades, es que de acuerdo con lo establecido por el Código Penal Federal, la mayoría de estos delitos estarían prescribiendo este año y otros incluso ya lo hicieron, si se supone que los sobornos se pagaron en el 2004. En los casos de años anteriores, los hechos ya no pueden ser sancionados.


El artículo 105 del Código establece respecto a la prescripción de los delitos, que en caso de ameritar pena carcelaria, estos prescribirán en un plazo igual al término medio aritmético de la pena privativa de la libertad, el cual comienza a correr desde el momento en que se cometió el delito.


Los delitos de mayor penalidad que se podría imputar a los involucrados son el enriquecimiento ilícito, el cohecho y el peculado, los cuales alcanzan penas de 2 a 14 años de prisión según los artículos 224, 222 y 223 respectivamente, para funcionarios que obtengan una ganancia ilícita por encima de los 500 salarios a mínimos, es decir, mas de 31 mil pesos.


La media aritmética para esos ilícitos, que resulta de la suma de la pena mínima más la máxima ente dos, es de ocho años de prisión, por lo que todos ellos prescribirán en algún momento del 2012, dependiendo del mes en que se cometió el ilícito.


Para el caso de los funcionarios que incurrieron también en esas conductas ilícitas, pero el soborno o ganancia que obtuvieron fue menor de los 31 mil pesos, ya no pueden ser sancionados pues el delito prescribió a los 15 meses de cometido el delito.


En el caso del delito de asociación delictuosa estipulado en el artículo 164 del Código Penal Federal, la pena es de cinco a 10 años de cárcel, por lo que el periodo de prescripción es de siete años y medio, los cuales ya transcurrieron desde el 2004.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas