Reyes Magos deben dar regalos tradicionales


Pide académica de la UPAEP rescatar la cultura en los niños


Jorge Luis Hernández


En vísperas de la llegada del 6 de enero, Caridad Estenoz Carrasco, coordinadora de la Facultad de Pedagogía de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) exhortó a los Reyes Magos a que en esta próxima visita regalen juegos tradicionales que rescaten la cultura popular así como juegos que estimulen la creatividad, imaginación y lectura de los infantes.


En rueda de prensa la catedrática explicó que es importante que los padres otorguen tiempo de calidad y supervisión a sus hijos, sobre todo cuando los pequeños están expuestos a videojuegos que fomentan la violencia o a páginas de internet que en muchas ocasiones son enlaces de contenido pornográfico.


Detalló que aunque es inevitable el uso de los videojuegos, los juegos de mesa así como los juegos de destreza como los trompos, yoyos, memoramas, libros para colorear o muñecas de trapo, son considerablemente más baratos además de que estimulan en mayor medida las capacidades físicas y mentales de los niños.


“Una identidad con nuestro país debe ser muy importante, estos juegos lo que hacen es que puedan tener una relación que le llamamos intergeneracional porque seguramente los niños o jóvenes van a poder jugar con los papás que seguramente jugaron con ellos o hasta con los abuelos.”


Estenoz Carrasco recomendó a los jefes de familia a que categoricen los juguetes de acuerdo a la edad y sexo de sus hijos: de cero a 2 años juguetes que contengan sonidos, texturas o colores para fomentar la estimulación temprana; de 3 a 4 años juegos estimulantes de la coordinación motriz como rompecabezas de piezas grandes; de 5 a 6 años juegos que estimulen la atención y la memoria como los memoramas, títeres o cuentos de muchas imágenes y poco texto; y por último juegos de domino, damas chinas o de mesa en general para los infantes de 7 a 10 años.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas