El capo de Los Templarios traficaba en Puebla


Fue detenido en Xochimilco, Ciudad de México, se dedicaba al trasiego de estupefacientes en dicho lugar


El presunto delincuente era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR) por ser el supuesto responsable de los delitos de secuestro agravado y homicidio


José Manuel Cuate


La Secretaría de Marina-Armada de México reportó la detención de Ariel Pineda Jiménez, alias "El Cepillín" - presunto líder de la organización delictiva "Los Templarios"- en Tulyehualco, delegación Xochimilco. Durante su declaración confesó que antes de llegar a la ciudad de México estaba radicando en Puebla, pues ahí se dedicaba al tráfico de drogas.


Además declaró que se estableció en el Distrito Federal con el propósito de dedicarse al trasiego de drogas y al narcomenudeo.


De acuerdo a los hechos, la detención de Pineda Jiménez se derivó de una denuncia ciudadana anónima, así como del trabajo de inteligencia naval mediante el que se conoció que esta persona laboraba en un taller de hojalatería ubicado en un lote baldío de la colonia Las Ánimas, en Tulyehualco, Xochimilco, reportó la agencia Notimex.


El presunto delincuente era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR) por ser el supuesto responsable de los delitos de secuestro agravado y homicidio, con base en una averiguación previa abierta por la Procuraduría de Justicia de Guanajuato.


A esta persona se le aseguraron dos granadas de fragmentación que portaba en la cangurera, una tarjeta de identificación a nombre de Ricardo de la Rosa expedido por una escuela de prótesis dental y un recibo del Instituto Federal Electoral para tramitar una credencial para votar a nombre de Ricardo de la Rosa.


La Semar abundó que tras la denuncia anónima, infantes de Marina arribaron a dicho taller, de donde salía un hombre que portaba una "cangurera" a la cintura y al percatarse de la presencia naval, caminó en sentido contrario; sin embargo se le dio alcance frente a un centro de rehabilitación contra adicciones.


En un interrogatorio se identificó como Ariel Pineda Jiménez, alias "El Cepillín", reconoció que era jefe de plaza en el estado de Guanajuato y que pertenecía a "Los Templarios", pero que por instrucciones de sus "jefes" tuvo que salir de la entidad.


Pineda Jiménez confesó que radicó en el estado de Puebla, donde se dedicaba al traslado de droga y al narcomenudeo; y hace algunos meses se estableció en el Distrito Federal con los mismos propósitos.


En un comunicado la dependencia señaló que esta persona fue puesta a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), donde se integró la averiguación previa AP/PGR/SIEDO/UEITA/9/2012.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas