En menos de 24 horas se registran cuatro suicidios


Todos ocurrieron en distintos puntos de la capital


José Manuel Cuate


En menos de 24 ahora se registraron cuatro suicidios en distintos puntos de la capital. Dos sujeto se ahorcaron, un hombre se cortó las venas y una fémina de 31 años de edad ingirió veneno para ratas. Con lo que suman 16 víctimas a ocho días de finalizar el mes.


Los primeros dos decesos ocurrieron en Teziutlán donde un carpintero de 37 años, identificado como Mario Juárez Montes, se cortó las venas de ambos brazos, lo que provocó que se desangrara y muriera al interior de su domicilio, ubicado en el barrio Xoloateno.


El ahora occiso fue encontrado con una cuerda atada alrededor del cuello, y se sabe que utilizó una fotografía de la agraviada para dejar su nota póstuma que a la letra decía: “perdónenme, ya no voy a ser el maldito perro arrastrado mantenido”.


El segundo se registró en el Camino a San José Acateno número 30, en la colonia Teactipan, de Hueytamalco, donde la madrugada de este lunes José Antonio Fernández Ruiz, se ahorcó.


De acuerdo a la versión de uno de sus vecinos, el hoy occiso era alcohólico y tenía problemas con su familia por la relación sentimental con una sexoservidora, además de que solía deprimirse constantemente.


Tomó un litro de veneno; el otro se ahorcó


La tercera víctima fue Adriana Alejandra Martínez Pacheco, de 31 años, quien decidió quitarse la vida ingiriendo un litro de raticida.


Su cuerpo sin vida fue encontrada en un terreno de cultivo denominado Mi Ranchito, ubicado en Santa María Moyotzingo


En el mismo lugar de los hechos, el personal del Ministerio Público encontró dos recados póstumos dirigidos a sus padres, sin embargo, se desconoce cómo ocurrieron los hechos y el motivo que la orilló a tomar esa decisión.


El cuarto deceso fue de una mujer de nombre María Concepción Díaz Navarro de 51 años que estaba internada en el hospital de la Beneficencia Española, murió a consecuencia de las lesiones que sufrió al ahorcarse en su domicilio. Su esposo la encontró colgada en su negocio -una fonda- ubicado en la 17 Norte 2201. De inmediato la bajó y llevó al nosocomio de referencia, donde los doctores confirmaron que había muerto.


Díaz Navarro estaba sometida a un tratamiento siquiátrico por depresión, pero solía dejar de tomar sus medicamentos, además de que constantemente mencionaba que se quitaría la vida.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas