Agüera se perfila como el abanderado del PRI al Senado


Aseguran fuentes de la dirigencia nacional del tricolor que es el único que cuenta con el aval del equipo de campaña de Peña Nieto y del propio candidato


Las encuestadoras Mitofsky, Parametría e Ipsos Bimsa ya posicionan al rector de la BUAP como el puntero en la contienda interna, está por encima de Blanca Alcalá, Javier López Zavala y Enrique Doger Guerrero


Yonadab Cabrera Cruz


El rector de la BUAP, Enrique Agüera Ibáñez, resultó triunfador en las tres encuestas que aplicó la dirigencia nacional del PRI en diciembre pasado, las cuales corresponden a las encuestadoras Mitofsky, Parametría e Ipsos Bimsa, derrotando en este orden a Blanca Alcalá, Javier López Zavala y Enrique Doger Guerrero, por lo que se perfila para ocupar el primer escaño en el Senado de la República por Puebla.


Fuentes del partidazo mencionaron a CAMBIO que la noticia se dio a conocer a los priistas poblanos durante la celebración de la Comisión Política Permanente, también hicieron saber que el equipo de campaña de Enrique Peña Nieto ya tomó la decisión de que el rector de la BUAP es la mejor opción, incluso sobre Javier López Zavala.


Pero además, el candidato del PRI a la Presidencia de la República también está enterado sobre el limbo de la exalcaldesa capitalina, Blanca Alcalá Ruiz, por lo que se está negociando para que sus cuentas públicas sean aprobadas y ella se convierta en candidata a diputada por el distrito seis.


De acuerdo a los informantes, en las tres encuestas aplicadas por el CEN del PRI, Agüera Ibáñez encabeza las preferencias electorales, en segundo lugar se encuentra Blanca Alcalá, pero pondría en riesgo la elección debido a que no se ha aprobado su última cuenta pública y más rezagados se encuentran el excandidato a gobernador y el expresidente municipal.


Según los resultados de los estudios de opinión, el rector de la BUAP tiene sólo tres puntos negativos, situación que le permitiría elevar sus preferencias electorales durante la campaña, mientras que en el caso de los otros priistas se vería frenado su nivel de crecimiento, es decir, se estancarían con relación a sus contrincantes.


Por si fuera poco, las fuentes consultadas refirieron que Enrique Agüera sería el menos vulnerable durante las campañas, puesto que tiene el aval del gobernador Rafael Moreno Valle y por consiguiente no habría una guerra en su contra, ni “campañas negras”, a diferencia de los otros priistas, quienes serían un blanco del gobierno del estado.


La dirigencia nacional del tricolor también tenía contemplada a Blanca Alcalá, pero como la aprobación de su última cuenta pública está pendiente, sería víctima de los ataques de los panistas, del gobierno de estado y la fulminarían.


El caso de Javier López Zavala, pese a que los colaboradores de Peña Nieto y el propio candidato le tienen aprecio, saben que no es competitivo.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas