Reaparece Marín con EPN y recibe rechifla de priistas


El virtual candidato presidencial del PRI, sin empacho, le agradeció su presencia y apoyo al góber precioso


El exgobernador arribó al hotel Presidente Intercontinental a la reunión de “La unidad priista” rodeado de su séquito de seguridad para impedir que fuera entrevistado


Selene Ríos Andraca / Yonadab Cabrera


Una sonora rechifla recibió al exgobernador Mario Marín Torres en el Centro de Convenciones durante la visita en Puebla de Enrique Peña Nieto. El presidenciable priista no tuvo empacho en abrazar y agradecer el apoyo del “góber precioso”, por lo que los líderes de Nueva Alianza en la entidad, Gerardo Islas y Guillermo Aréchiga, determinaron no acompañar a su candidato.


El exmandatario arribó al hotel Presidente Intercontinental para la reunión de “La unidad priista” rodeado de su séquito de seguridad que además de impedir que los reporteros pudieran entrevistarlo, provocó tal desorden que un par de periodistas gráficos resultaron lesionados.


La presencia de Mario Marín atrajo la atención de los medios de comunicación y de los cuadros distinguidos del partido. La consideración de Enrique Peña Nieto fue tal que el hombre señalado como el responsable de la derrota electoral del PRI en 2010 tuvo un lugar privilegiado en la mesa de honor del presidenciable.


Horas más tarde, Mario Marín captó la atención de los priistas en el Centro de Convenciones cuando el orador principal lo presentó ante el público: “Contamos con la presencia de los exgobernadores Guillermo Jiménez Morales y Mario Marín Torres”.


Desde la segunda fila del presidium, Mario Marín, embutido en una chamarra de cuero color negra, se puso de pie y saludó a sus correligionarios. La respuesta a su presencia fue dual: unos cuantos aplausos lo recibieron, pero las rechiflas desde la explanada del Centro de Convenciones hasta el salón La Luz arroparon al exmandatario investigado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación por la violación de los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho.


Al iniciar su discurso ante los priistas, en el que Peña Nieto llamó a la unidad y a la reconstrucción del país, el precandidato único a la Presidencia por la alianza PRI-Verde-Nueva Alianza agradeció la presencia y el apoyo de los exgobernadores de Puebla.


La inclusión de Marín Torres en la gira de Peña Nieto provocó el encono entre los líderes de Nueva Alianza. Tanto el dirigente estatal, Gerardo Islas, como el precandidato al Senado, Guillermo Aréchiga, determinaron no acompañar al exmandatario mexiquense en su primera visita a Puebla en calidad de precandidato.


Los medios de comunicación trataron en vano entrevistar a Marín Torres, sin embargo, el góber se limitó a sonreír y a saludar a los reporteros. Las preguntas: “¿Cómo será su participación en la campaña de Peña Nieto?, ¿cree que le afectará su imagen a la campaña de Peña Nieto” quedaron en el aire.


y el aún “tapado” Enrique Agüera Ib ñez, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. La última parte de la gira fue en el Centro de Convenciones en un evento multitudinario para la toma de protesta de estructura territorial.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas