Las observaciones no son “garrote político”


Los integrantes de la Comisión Inspectora confirmaron que la semana pasada se emitió un pliego de observación por mil millones de pesos contra la alcaldesa


El proceso para definir si Alcalá cometió daño patrimonial podría durar hasta dos meses, pues aún deberá solventar las observaciones


Viridiana Lozano Ortíz


Tres diputados integrantes de la Comisión Inspectora del Órgano de Fiscalización Superior, entre ellos su presidente Mario Riestra, confirmaron la emisión de un pliego de observaciones en contra de Blanca Alcalá Ruiz que alcanza los mil millones de pesos. Los legisladores rechazaron que el proceso en contra de la administración de la expresidenta municipal sea un “garrote político” de cara al proceso electoral del 2012.


El líder del Congreso y secretario de la Comisión Inspectora, José Luis Márquez, explicó que fue durante la gestión de Víctor Manuel Hernández Quintana como presidente del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) cuando se detectaron estas irregularidades en la cuenta pública de la exalcaldesa, por lo que el nuevo auditor general sólo dio seguimiento al proceso.


El diputado priista rechazó que el procedimiento en contra de Alcalá sea un “garrote político” para bloquear su aspiración de lograr la candidatura del PRI al Senado: “Nosotros giramos instrucciones precisas para que todos los proceso que lleva el OFS se apegaran a la ley y no tuvieran ningún tinte electoral, vigilaremos que así sea”.


Por su parte, el presidente de la Comisión Inspectora, Mario Riestra, dijo que hasta el momento no ha habido una notificación formal por parte del OFS sobre el estatus de la cuenta pública de la administración blanquista, sin embargo conocen de las observaciones detectadas.


El priista Filiberto Guevara confirmó que el monto de las observaciones que pesan sobre Blanca Alcalá llega a los mil millones de pesos, sin embargo dijo que este es un procedimiento normal en la revisión de todas las cuentas públicas.


El exalcalde de Izúcar confió en que la priista solventará las observaciones en los 15 días que marca el proceso y quedará limpia del proceso.


De acuerdo con la Ley de Fiscalización, Blanca Alcalá tiene 15 días para solventar las observaciones, el OFS cinco para revisar las pruebas y emitir los pliegos de cargos en caso de que sea necesario.


Aun cuando el OFS emita los pliegos de cargos, la expresidenta cuenta con 15 días más para impugnarlos y el OFS con 30 extras para emitir la resolución final.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas