Cargo de Alcalá está en la cuerda floja


La exalcaldesa capitalina corre el riesgo de quedarse también sin una posición en el CEN del PRI


Yonadab Cabrera Cruz


cargos, mientras que la llegada de la exalcaldesa es incierta, sobre todo porque aún tiene pendiente la aprobación de su cuenta pública 2010, situación que le empieza a pesar, ya que tiene un pliego de observaciones por mil millones de pesos.


El diario Reforma publicó el lunes pasado que la exalcaldesa de Puebla sería ungida como la nueva secretaria de Gestión Social del Comité Ejecutivo Nacional del tricolor, en sustitución del exdiputado federal Javier Guerrero. Sin embargo, dicha designación se podría caer ante el problema administrativo que enfrenta y sólo se sabrá si fue integrada al equipo del líder priista Pedro Joaquín Coldwell en la rueda de prensa que está prevista para este día.


Cabe mencionar, que desde septiembre pasado el Comité Ejecutivo Nacional del PRI previó los problemas que enfrentaría Alcalá Ruiz debido a su cuenta pública 2010, por lo que el entonces dirigente de ese partido, Humberto Moreira, decidió nombrarla delegada en Colima como una forma de blindarla y evitar que fuera golpeada mediáticamente, ya que era la mejor posicionada para contender por el Senado de la República.


Posteriormente, en diciembre la dirigencia nacional optó por descartarla en la contienda interna del PRI al Senado, ya que era la más vulnerable y un blanco fácil del gobierno del estado, debido a que está pendiente la aprobación de su última cuenta pública en el Congreso local y poco a poco la fueron bajando de la contienda interna, superada por el rector de la BUAP, Enrique Agüera Ibáñez.


Y hasta hace unas semanas, la dirigencia del tricolor tenía la finalidad de regatear la diputación federal por el distrito sexto, con cabecera en la ciudad de Puebla para colocar a la expresidenta municipal, pero las negociaciones con el gobierno del estado para que Blanca Alcalá pudiera llegar al Congreso de la Unión no tuvieron frutos, por lo que ahora el único camino es darle un cargo partidista y alejarla del escenario político poblano.


Cabe mencionar que la expresidenta municipal asistió ayer a la comida del arzobispo de la Iglesia ortodoxa de México, Antonio Chedraoui, a la cual también fue invitado el dirigente estatal del PRI, Juan Carlos Lastiri Quirós.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas