Confirma PGR que federales dispararon contra estudiantes


Facundo Rosas, comisionado de la PF, se niega a declarar ante la CNDH


Ramón Sevilla / 24 Horas


De los 59 policías federales armados que participaron en el desalojo de estudiantes de la escuela normal rural Isidro Burgos, por lo menos 22 de ellos accionaron sus armas, revelan las pruebas de Walker o Griess que practicó la PGR.


Los análisis hechos a los uniformados municipales, estatales y federales, que participaron en los hechos del 12 de diciembre de 2011 en Chilpancingo señalan que dos armas más, de policías estatales y municipales, también fueron disparadas.


Dichos resultados forman parte de la averiguación previa PGR/GRO/CHI/CASO/378/2011, en la cual se establece que los peritos realizaron esta prueba a un total de 117 armas de fuego de policías que participaron en el desalojo de la autopista del Sol, que dejó tres personas muertas por arma de fuego, dos de los occisos estudiantes y un empleado de una gasolinera.


En tanto, de las pruebas de Harrison o de rodizonato de sodio revelaron que dio positivo para un agente federal, cuatro estatales y cuatro ministeriales, a quienes se les comprobó la presencia de plomo en sus manos.


Se niega a declarar


Ayer el comisionado de la Policía Federal, Facundo Rosas, se reservó el derecho a declarar durante su comparecencia en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre los hechos de Chilpancingo.


En cambio, pactó con el ombdusman nacional, Raúl Plascencia, que en un plazo máximo de cinco días entregará por escrito la información solicitada y las pruebas que la sustenten. “Se reservó para que en cinco días hábiles dé a conocer la respuesta a cada pregunta y a acompañarla de documentos para sustentarla”, informó el titular de la CNDH en conferencia de prensa posterior a la cita con el funcionario.


El 9 de enero pasado, la CNDH denunció que la Secretaría de Seguridad Pública federal, a cargo de la Policía federal, incumplió con la entrega de información del enfrentamiento con normalistas.


Durante la diligencia -que duró 35 minutos- se le presentaron los detalles de la queja interpuesta por los estudiantes de la normal rural Isidro Burgos y se le hicieron una serie de preguntas referentes a la actuación de sus elementos.


Cuál es la cadena de mando en la Policía federal, quién ordenó que agentes armados intervinieran en el enfrentamiento, quién ordenó disparar, cuáles fueron las acciones que realizaron cada uno de los policías federales que participaron en los hechos y cuáles son las investigaciones internas que se abrieron para conocer a los responsables de violaciones a derechos humanos, fueron parte de las preguntas a Rosas.


“El funcionario se reservó a responder por escrito el cuestionario formulado por la CNDH, que fijó un plazo de cinco días hábiles para recibir sus respuestas y cualquier otro documento que considere deba ser incorporado al expediente.”


También se le dio cuenta de los oficios de la Comisión Nacional que todavía no han sido atendidos por la SSPF.


El ombudsman nacional indicó que una vez terminada la investigación se formulará la recomendación respectiva, que implicará responsabilidades penales, civiles y administrativas contra los infractores.


En tanto, la SSPF respondió que en la comparecencia, Rosas Rosas manifestó que “la Policía federal repudia cualquier abuso o exceso en el uso de la fuerza, toda vez que la institución y todos los que la integran deben regirse con estricto apego a los ordenamientos legales y respeto a los Derechos Humanos, por lo que se encuentra colaborando con las instancias ministeriales y administrativas para el esclarecimiento de los hechos, deslinde de responsabilidades y sanción de los responsables”.


El comisionado general enfatizó que no quedará ningún hecho impune y que acatará las resoluciones que las autoridades competentes determinen.


Prueba de Walker (o Griess modificada)


Busca residuos de derivados nitrados Es una prueba colorimétrica


Se realiza en las prendas que presentan orificios producidos por proyectil de arma de fuego.


Suele hacerse también en los puños de las prendas de un sospechoso, como petición especial.


Un resultado positivo apoya al Ministerio Público para reforzar la hipótesis de que dichapersona ha disparado un arma de fuego.


Igualmente como petición de la autoridad ministerial, se practica en el cuello de las prendas de unavíctima.


Un resultado positivo en este caso apoya la hipótesis de que la lesión se provocó por un disparo a corta distancia.


Permite establecer la posición de los implicados al momento del disparo.


117 armas fueron sometidas a la prueba de Griess 22 armas de policías federales dieron positivo


2 armas de policías, ministerial y estatal, dieron positivo


9 policías (1 federal, 4 ministeriales y 4 estatales) dieron positivo a la prueba de Harrison


12 policías, ministeriales y estatales, fueron arraigados 10 fueron liberados




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas