Lalo quiere correr a 300 ambulantes de Analco


La líder de los comerciantes Martha Blanco advirtió al Ayuntamiento que la agrupación que encabeza no lo va a permitir


Luz Elena Sánchez


A los ambulantes del jardín de Analco “les llueve sobre mojado”. Desde que inició de la administración de Eduardo Rivera Pérez se les ha condicionado su permanencia en el área, y aunque han cumplido con todos los requisitos impuestos por el Ayuntamiento de Puebla, el próximo sábado se desalojará a otros 300 comerciantes.


En entrevista para CAMBIO, la presidenta de la Federación Mexicana de Artesanías, Martha Blanco García, informó que el desalojo de los 300 comerciantes se pretende llevar a cabo el próximo fin de semana, pero advirtió que la agrupación que encabeza no lo va a consentir: “Van a venir los del Ayuntamiento a querer sacar más gente, ya sacaron a 14 (comerciantes) de las plantas, quieren retirar a más de 300 personas, por supuesto que no lo vamos a permitir porque estamos ordenados”.


Denunció que no hay ninguna justificación para que el gobierno capitalino tome dichas medidas pues los más de 900 vendedores de la zona han accedido al reordenamiento que impuso la Comuna: “Nada más dicen que es porque se ve feo, pero Analco está ordenado (…) todos los comerciantes venden artesanías están dentro del giro y del espacio que nos están marcando en el acuerdo que son una o dos mesas”.


Blanco García indicó que desde hace dos meses han “suplicado” al Ayuntamiento que no dejen sin trabajo a 300 personas.


Por otra parte Salvador Arizmendi, presidente de la mesa directiva de la Unión de Artesanos del Barrio de Analco, señaló que para evitar el desalojo cuentan con el apoyo de la asociación priista Luis Donaldo Colosio. Además solicitó una consulta ciudadana para que sean los poblanos los que decidan qué debe pasar con el mercado de artesanías.


En anteriores ocasiones el secretario de Gobernación municipal, Pablo Montiel Solana, manifestó que la salida de los 300 comerciantes es sólo para reordenar la zona y dijo que se sortearán los lugares para definir quiénes tendrán derecho de permanecer en el jardín.


Cabe recordar que desde el mes de junio del año pasado, la administración riverista impulsó el reordenamiento comercial de los mercados temporales de la ciudad -entre ellos el de Analco- en el que a la par de expulsar a los ambulantes que no vendían artesanías y definir las medidas de los espacios comerciales, inició con un empadronamiento de los vendedores de la zona con el fin de que tributaran ante las arcas municipales, esta operación ocasionó constantes grescas con los vendedores de naturaleza muerta mejor conocidos como “Las Teresas”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas