Lalo ignora a corridos de Analco


Pues hizo “oídos sordos” sobre la petición de los comerciantes


Luz Elena Sánchez


El alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, hizo “oídos sordos” a la petición de que 300 comerciantes ambulantes no sean desalojados del Jardín de Analco, y como premio de consolación aseguró que su administración está dispuesta a generar soluciones.


El próximo fin de semana, de los 900 comerciantes que laboran en este lugar solamente se permitirá la instalación de 600.


Al igual que lo hiciera el secretario de Gobernación, Pablo Montiel Solana, el edil capitalino señaló que su administración “no dará marcha atrás” a la disposición pese la inconformidad de los comerciantes.


Rivera Pérez dijo que el objetivo de la medida es generar un orden en la plaza y una mejor actividad económica de los que ahí laboran así como una mayor limpieza.


En este sentido dijo que los vendedores de comida son los que probablemente puedan seguir en le área: “No estamos cerrados a que pueda haber un diálogo entre las partes (…) el ordenamiento, además de reparar la zona va a ser conveniente para ellos”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas