Alcalá y Sulaimán solaparon a Resa: Ortiz Mantilla


Dice la funcionaria que incurrieron en omisiones


Luz Elena Sánchez


La exdirectora de Medio Ambiente del municipio de Puebla, Maria Isabel Ortiz Mantilla, aseguró que tanto el titular en la administración pasada del OOSL, Héctor Sulaimán Safi, así como la exalcaldesa Blanca Alcalá Ruiz incurrieron en omisiones y en irresponsabilidades al permitir que la empresa Resa continuara operando el Relleno Sanitario.


Además dejó entrever un acuerdo en lo “oscurito” para que, pese a las irregularidades que ya se habían detectado, continuará prestando sus servicios a la capital.


En entrevista para CAMBIO Ortiz Mantilla, quien también fungió como regidora de Ecología en el trienio pasado, explicó que cuando el Consejo Directivo del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) comenzó con la recesión del contrato se le exigió a Resa un proyecto ejecutivo para la ampliación del Relleno Sanitario y para el manejo de lixiviados, pero que más tarde la administración blanquista se volvió laxa y dejó las exigencias a un lado: “Iniciaron un proceso porque el concesionario no había cumplido con todo lo que se había contratado, pero pasó a Cabildo que todo estaba resuelto, pero no como proyecto sino como un dictamen sin fondo”.


Dijo que Alcalá Ruiz fue irresponsable al no revisar la gestión de Sulaimán Safi y evidenció las incongruencias de este funcionario: “La administración de Blanca Alcalá asumió la postura de no querer ver lo que pasaba en el Relleno Sanitario, no veía los problemas con los lixiviados que se derramaban en las barrancas, Sulaimán nunca resolvió adaptar la celda B. Primero estaban dispuestos a presionar y luego, de la noche a la mañana, mágicamente todo estuvo bien, fue extraño y te hace desconfiar”.


Ante la advertencia de que en este año nuevamente esté en riesgo la concesión de Resa, la panista señaló que el tratamiento legal que se le dará al tema debe ser de sumo cuidado para no afectar el servicio de recolección y tratamiento de la basura.


Indicó que una de las opciones con las que cuenta el Ayuntamiento, es que más allá de rescindir, de anular el contrato, exija y presione primero el cumplimiento de las acciones que ha dejado pendientes y asegure proyectos para el tratamiento de los residuos.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas