Extinción de Luz y Fuerza fue para destruir al SME


El exgobernador Manuel Bartlett Díaz mencionó que los trabajadores de LFC eran los únicos que se oponían a la privatización del sector energético


Además, se mofó de los exgobernadores Melquiades Morales Flores y Mario Marín Torres, además lamentó que sean considerados sus “hijos políticos”


Yonadab Cabrera Cruz


El verdadero objetivo del Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, para extinguir la paraestatal Luz y Fuerza del Centro fue la eliminación del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), ya que era el único gremio que se oponía a la privatización del sector energético y ahora más del 50 por ciento de la electricidad en México es producida por empresas extranjeras, reveló el precandidato del PT al Senado, Manuel Bartlett Díaz.


Ayer, el exgobernador poblano realizó una gira de trabajo por el municipio de Huauchinango, región donde se localizaba el complejo hidroeléctrico de Necaxa, y ante algunos líderes del SME y del Partido del Trabajo Bartlett Díaz mencionó que la única manera de revertir el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro y devolver su trabajo a los 44 mil extrabajadores, es sacar a Calderón Hinojosa y comparsas del gobierno federal e impedir que llegue alguien como Josefina Vázquez Mota o Enrique Peña Nieto al poder, ya que comparten el mismo modelo de gobierno.


Manuel Bartlett consideró que el Ejecutivo federal dio un golpe de estado con la extinción de la paraestatal, ya que violó la Constitución Política de México y usó al Ejército y a las fuerzas policiacas para desalojar a los trabajadores de las plantas y oficinas de la compañía.


“La desaparición de Luz y Fuerza que decretó Calderón fue un auténtico golpe de Estado porque viola las leyes, él decretó que creó Luz y Fuerza, él sólo, por sí y ante sí utilizó al Ejército y a la Policía para correr físicamente a 44 mil trabajadores, lo cual es un crimen social inaceptable.”


Además, sentenció que los trabajadores del SME fueron los únicos que crearon un frente para impedir la privatización del sector energético, mientras que los empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se han mostrado a favor de la destrucción del sistema eléctrico.


“Pero el motivo de Calderón para atacar esa compañía fue destruir al sindicato claramente. ¿Por qué? Porque el SME era la única organización sindical que estaba en contra de la privatización del sector energético. Los trabajadores de CFE estaban ya muy amigables con la destrucción del sistema eléctrico y la única fuerza real que se ha opuesto a la privatización en defensa de la Constitución es el SME.”


Y es que a consecuencia de la desaparición de Luz y Fuerza y del debilitamiento del SME, actualmente más del 50 por ciento de la producción de la energía eléctrica corre a cargo de empresas extranjeras: “Hoy el 50 por ciento o más de la electricidad la generan las empresas extranjeras violando la Constitución.


”Qué esperanza deben tener esos trabajadores que han resistido con una actitud heroica porque los han querido cooptar ofreciéndoles dinero para que acepten, firmen y se diluya, pero más de 16 mil trabajadores han mantenido la resistencia.”


Al preguntarle su opinión respecto al exgobernador Mario Marín Torres a quien se le considera su “hijo político”, Bartlett Díaz respondió: “Si dicen que Mario Marín es mi hijo, entonces mi primer hijo se llama Melquiades y entonces Moreno Valle es mi nieto (…) y Zavala mi entenado”, concluyó.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas