La granada que lesionó a “El Pastorcito” no es de Sedena


El procurador Víctor Carrancá sostuvo que, de acuerdo a una investigación, el explosivo era de manufactura casera


Elvia García Huerta


Tras siete meses de investigación del accidente de Osvaldo Zamora Barragán, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) deslindó al Ejército mexicano de la tragedia, debido a que la granada que le explotó a “El Pastorcito”, en el municipio de Petlancingo, y que provocó que perdiera el brazo y la pierna derecha, no pertenecía a la Sedena, informó el titular de la PGJ, Víctor Carrancá Bourget.


En entrevista, el procurador detalló que luego de la investigación se determinó que las características del artefacto señalan que se trató de una granada de manufactura casera, que coloquialmente se conoce como “hechiza”, de ahí la sospecha de que se trate de una herramienta propiedad de un grupo delictivo.


“Aquí lo interesante es que se determinó perfectamente el tipo de artefacto, el cual no es uno de los que utiliza el Ejército, hicimos los comparativos respectivos tanto del material explosivo como del artefacto que lo puede lanzar y eso nos generó una línea de investigación a que pueda ser de algún grupo delictivo.”


Asimismo, el titular de la PGJ indicó que se encuentra valorando si la investigación se enviará a la Procuraduría General de la República.


Cabe destacar que hace unas semanas la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se negó a otorgar una pensión vitalicia a Osvaldo Zamora Barragán, argumentando que al no ser hijo de militares o personal adscrito al Ejército, “El Pastorcito” de Petlalcingo no puede acceder a dicho beneficio.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas