Empresas poblanas pierden contratos ante firmas nacionales


Reconoció el secretario de Administración y dijo que ello se debe a que no son competitivas


En torno a las compras de gobierno, refirió que hubo un cambio en la forma de hacerlas, pues en el sexenio anterior cada dependencia realizaba sus propias compras


Osvaldo Macuil


Al comparecer ante los diputados locales, el secretario de Administración, José Cabalán Macari Álvaro reconoció que existe falta de competitividad de las empresas poblanas ante las grandes firmas, por lo que tienen dificultades para ganar las licitaciones.


En este sentido, expuso que el año pasado de los 6 mil 464 millones de pesos que se ejercieron en obra pública, el 51 por ciento, es decir, 3 mil 303 millones de pesos se quedaron entre las empresas poblanas, pese a que tuvieron más del 80 por ciento de las obras licitadas


Ante este porcentaje, el funcionario morenovallista afirmó que durante 2011 las constructoras poblanas tuvieron mayor número de obras, pues durante el último año del sexenio de Mario Marín, la cantidad que se ejerció en este rubro fue de mil 500 millones de pesos


En torno a las compras de gobierno, refirió que hubo un cambio en la forma de hacerlas, pues en el sexenio anterior cada dependencia realizaba sus propias compras, por lo que el monto era muy bajo y en lugar de licitaciones se podían realizar sólo invitaciones a las empresas.


Ante los diputados de la Comisión de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios, dijo que el nuevo formato se basa en que la Secretaría de Administración realiza compras en grandes cantidades para generar mayor competencia entre los participantes en las licitaciones; sin embargo, esta competencia deja fuera de mercado a los empresarios poblanos ante los grandes distribuidores.


En este contexto sostuvo que están trabajando con las secretarías de Infraestructura y de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico para que a través de las cámaras empresariales se busque incrementar la competitividad de las firmas locales.


Cabalán Macari preció que durante el 2011 incrementaron 400 por ciento las licitaciones del gobierno del estado en relación a 2010.


Los ahorros de la dependencia



En 2011, el salario del gobernador y de los funcionarios de primer nivel disminuyó 10 y 5 por ciento, respectivamente, lo que generó ahorros de 35 millones de pesos; además al pagar a todos los trabajadores del gobierno del estado de manera electrónica se dejaron de pagar 12 millones de pesos por comisiones bancarias y 8 millones de pesos más por el traslado de valores.


Enfatizó que de 2006 a 2010 el gasto de nómina incrementó 100 por ciento, y desde 1998 a 2010 el porcentaje es de 966 por ciento.


En torno a gastos de operación de los burócratas, al entregar tarjetas electrónicas para la compra de gasolina se redujo el gasto en 10 millones de pesos; el consumo de energía eléctrica disminuyó 30 por ciento, lo que implicó dejar de facturar 20 millones de pesos.


El titular de Administración dijo que el arrendamiento de inmuebles por parte del gobierno del estado pasó de 323 instalaciones en 2010 a 279, lo cual implicó un ahorro por 13 millones de pesos.


En torno al parque vehicular, a la llegada del morenovallismo se tenía registro de 4 mil 557 unidades, de las cuales el 20 por ciento superaban los 10 años de antigüedad. Actualmente, se ha reducido a 2 mil 647 autos entre patrullas y vehículos de operación, dejando de gastar 12 millones de pesos.


Inmuebles recuperados y por vender



El funcionario estatal detalló que en 2011 se recuperaron 12 propiedades del gobierno del estado que estaban al servicio de particulares, entre los que destacan el estadio Ignacio Zaragoza, El Mesón del Cristo, el espacio interior de la Casa de Cultura y del Museo de San Pedro, la Casa de la Enfermera, el fondo 5 de Mayo y el edificio de Plaza Finanzas.


En este último -dijo- se tiene contemplado instalar las oficinas de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje y las de la Secretaría de Educación Pública para generar un mayor ahorro en las rentas que pagan.


En contraste, el gobierno del estado ha detectado 36 inmuebles que se pueden vender, cuyos valores catastrales asciende a 100 millones de pesos.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas