Estallan conflictos por precandidaturas priistas


Selene Ríos Andraca


La trampa del PRI contra los aspirantes a precandidatos incómodos a diputados federales provocó los primeros conflictos abiertos. Pese al candado impuesto de última hora para los requisitos de procedencia del registro, distritos como Tehuacán, Atlixco, Puebla, Tepeaca y Ciudad Serdán presentan ya diferencias de opinión entre los precandidatos.


La Comisión Nacional de Procesos Internos impuso un candado de último momento para los registros de precandidatos a San Lázaro. La convocatoria inicial marcaba cuatro opciones de inscripción, entre ellos el 25 por ciento de firmas de consejeros, seccionales o firma de sectores nacionales o estatales. Pero, el jueves por la noche se modificó el requisito y se estableció que sólo serían procedentes los registros con apoyos nacionales.


El primer conflicto en detonar fue en Tehuacán, donde de manera oficial seis aspirantes a la candidatura de acuerdo al comunicado remitido por la dirigencia estatal del PRI: Erick Emiliano Gutiérrez, Marco Antonio Balseca, Jacobo Aguilar, Daniel Huerta Conde, Francisco Javier Vargas Gómez y Jesús Amador Hernández, pidieron su registro.


Ayer en conferencia de prensa el aspirante a precandidato, Jacobo Aguilar, reveló los documentos de los registros de cinco de sus compañeros, excepto de Balseca, y mostró cinco documentos foliados del uno al cinco y con hora de registro.


A decir de Jacobo Aguilar, Antonio Balseca -quien se perfila como el favorito para la candidatura priista- no se registró, toda vez que su carta de inscripción carece de número de folio y la hora presentada (8:11 de la mañana) no corresponde a la apertura del registro.


En caso de que Balseca hubiera solicitado su registro a las 8 de la mañana con 11 minutos, su número de inscripción habría quedado asentada como la número uno, sin embargo, la primera registrada fue la de Erick Emiliano Gutiérrez (8:53 horas); Jacobo Aguilar con el folio número 2 (13:05 PM); Francisco Javier Vargas folio tres (13:45 horas); Jesús Amador Hernández folio 4 y Daniel Conde folio 5 (14:11 PM).


En la capital poblana se suscitarán conflictos en al menos dos distritos el noveno y el sexto. En este último, Jorge Ruiz Romero cuenta con cartas nacionales de la CNOP, Organismo Nacional de Mujeres y Frente Juvenil Revolucionario, mientras que Alberto Sánchez Barranco cuenta con el respaldo de Movimiento Territorial y del Frente Juvenil Revolucionario.


Alberto Sánchez Barranco solicitó licencia como líder estatal de Movimiento Territorial para contender en el proceso interno por la candidatura y su carta fue expedida por el encargado de despacho del organismo, Jesús Vázquez.


En Atlixco, de los cuatro candidatos que solicitaron su registro como precandidatos tres cuentan con respaldos para que sus inscripciones sean procedentes, toda vez que cuentan con el requisito del apoyo nacional.


La priista Rocío García Olmedo obtuvo el respaldo del Organismo Nacional de Mujeres Priista firmado por Diva Hadamira Gastélum; Héctor Jiménez y Meneses es avalado por el Frente Juvenil Revolucionario y la CNOP entre otros; y Raúl Marín, apoyado por la dirigencia estatal del Movimiento Territorial (único organismo facultado para brindar apoyos a nivel estatal).


En Ciudad Serdán, de los cuatro aspirantes al menos cuentan con los requisitos para obtener el registro de precandidatos: Carlo Morales, respaldado por la dirigencia estatal de Movimiento Territorial y Ana Isabel Allende Cano, quien cuenta con cartas nacionales de los sectores.


En Tepeaca son dos los candidatos que cuentan con respaldo acreditado: José de Jesús Vázquez con la carta de Movimiento Territorial y Jesús Morales Flores que obtuvo la carta de la Confederación Nacional Campesina.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas