Doger y Armenta coordinarán la campaña de EPN en Puebla


Los dos priistas se lanzaron en contra de Zavala -a quien no nombraron- por quererse presentar como el dueño de 895 mil votos


El diputado priista pidió a sus correligionarios no confiarse, ya que el gobierno federal utilizará todo lo que esté su alcance para favorecer a Acción Nacional


Yonadab Cabrera Cruz


Alejandro Armenta y Enrique Doger Guerrero dejaron en claro que la estructura del PRI no le pertenece a nadie, que el tricolor es de los militantes y no tiene dueño, en clara alusión a Javier López Zavala, quien se adjudicó los 895 mil votos que obtuvo el Revolucionario Institucional en la elección de 2010.


Ayer Alejandro Armenta tomó protesta como coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto en la entidad poblana; mientras que Enrique Doger fue nombrado coordinador en la zona metropolitana de Puebla. El secretario Regional del CEN, Jesús Aguilar Padilla, fue el encargado de tomarles protesta.


En sus discursos, Alejandro Armenta y Enrique Doger coincidieron en que el Revolucionario Institucional no tiene dueño, por lo que nadie debe adjudicarse la estructura de su partido político, además precisaron que todos los grupos políticos representados en el interior del tricolor deben trabajar de manera unida y sin intereses personales, pues sólo de esa forma podrán dar buenos resultados a Enrique Peña Nieto.


Doger Guerrero fue el primero en tomar la palabra, en su discurso sentenció que el PRI no le pertenece a nadie, mencionó que el PRI es de todos, que los dueños de su partido son los seccionales, los líderes de las colonias, los priistas de las juntas auxiliares y de los municipios.


Además, pidió a sus correligionarios no confiarse, ya que el gobierno federal utilizará todo lo que está a su alcance para favorecer a Acción Nacional y los priistas sólo podrán ganar si están unidos en torno al proyecto de Enrique Peña Nieto.


Por su parte, Alejandro Armenta aseguró que los triunfos del PRI son de su militancia, pues con su trabajo se logran los buenos resultados y no por el esfuerzo mesiánico: “Los triunfos del partido son de la militancia, se gana por la militancia no por el esfuerzo mesiánico y es muy importante que quien gane una elección honre a quienes dan la cara por el PRI”.


Manifestó que se debe dejar atrás la soberbia y pidió a sus correligionarios que actúen con humildad, enalteciendo los valores y principios de su instituto político, pues sólo así podrán ganar la elección, y se comprometió a trabajar en la operación política para garantizar el triunfo de Peña Nieto.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas