Marinismo fortaleció la cultura del “no pago”: Moya


El secretario de Finanzas presumió un incremento de 84.1 por ciento en recaudación de impuestos estatales


Al comparecer ante el Congreso local, Roberto Moya denunció una serie de irregularidades dejadas por la administración de Marín Torres


Viridiana Lozano Ortíz


Al comparecer ante el Congreso local, el titular de la Secretaría de Finanzas, Roberto Moya Clemente, acusó a la administración marinista de “fortalecer la cultura del no pago” y presumió que el nuevo gobierno logró aumentar en 84.1 por ciento los la recaudación de impuestos estatales durante el 2011.


El funcionario estatal acusó al gobierno de Mario Marín de haber entregado “un estado financieramente vulnerable”, además de otras irregularidades encontradas en el presupuesto que dejó el anterior gobierno para ejercer durante el año pasado como un déficit de más de mil 100 millones de pesos; se presupuestaron recursos que no podían ser ejercidos en los rubros programados y el incremento de la deuda pública en 300 por ciento durante el sexenio.


Moya Clemente presumió que los esfuerzos en materia de recaudación y recuperación de recursos permitieron que el Ejecutivo evitara la contratación de deuda, aunque fue aprobada por el Congreso local.


Además, dijo que el año pasado se embargaron 381 muebles e inmuebles a ciudadanos morosos, lo que equivale a 32 millones de pesos.


A su vez, el funcionario morenovallista -quien cerró las comparecencias ante el Pleno- anunció que durante este año el gobierno mantendrá su política de eficiencia, austeridad y recorte de gastos con acciones como: “medición del desempeño de programas presupuestarios, ajuste a los gastos de comunicación en 30 por ciento y contención del gasto corriente”.


Los diputados locales aprovecharon la presencia del secretario de Finanzas para hacer peticiones. La primera fue la panista Josefina Buxadé, quien pidió etiquetar recursos para dotar a la Procuraduría General de Justicia de la tecnología que les permita la digitalización de huellas dactilares de delincuentes.


Por su parte, José Juan Espinosa solicitó la reducción del Impuesto Sobre la Nómina del 2 al 1 por ciento. La propuesta fue rechazada de inmediato por el funcionario estatal, pues advirtió que esta medida generaría pérdidas por 600 millones de pesos y “le restaría competitividad al estado”.


Finalmente, el panalista Héctor Alonso exigió una partida presupuestal para pintar bardas y edificios en la unidad habitacional La Margarita. Sin embargo su petición fue criticada por Espinosa Torres quien sentenció: “Para eso los diputados tenemos un millón de pesos anual que se puede usar en gestión social”.


Justifica aumento en catastro


La diputada panista Josefina Buxadé cuestionó al funcionario estatal por el aumento de las consultas al Instituto Registral y Catastral en el estado, que pasaron de 80 a 500 pesos. Roberto Moya declaró que se trata de una confusión mediática, puesto que el pago de 500 pesos es sólo para los solicitantes que no cuenten con todos los datos de los antecedentes catastrales.


El secretario de Finanzas dijo que si el interesado cuenta con los datos completos la información es gratuita. Dijo, que en el Distrito Federal y el Estado de México, el procedimiento cuesta 526 y mil pesos, respectivamente.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas