Piden a partidos y candidatos campañas “verdes”


Elecciones: más plásticos y tintas tóxicos


Piden se regule la fabricación de propaganda con materiales amigables con el medio ambiente; quemar una tonelada de estos desechos puede arrojar al medio ambiente 68 kilos de contaminantes


JULIANA FREGOSO


La propaganda que se generará este año con las elecciones no será sólo un problema de cantidad sino también de calidad, ya que cuando concurren elecciones locales y federales, los pendones, mantas y carteles de los distintos candidatos son responsables de 40% de la contaminación visual que se genera en el país, según un estudio realizado por distintos partidos políticos durante la última elección federal.


Ángelo Rivas, un habitante de la colonia Narvarte en el Distrito Federal, refirió que durante varias semanas tuvo que convivir con un pendón "enorme" de la precandidata Alejandra Barrales, que no sólo tapaba el número de su edificio, también rompía con el entorno al estar colocado en un árbol.


Después de solicitar al Servicio de Limpia la remoción y no obtener una respuesta decidió quitarlo él mismo, pero se encontró con la sorpresa de que estaba fijado con gruesos alambres que no pudo quitar. "Finalmente llegaron y lo quitaron hace unos días, pero para poner uno del PT".


Y es que hasta ahora no existen métodos efectivos que obliguen a los candidatos a utilizar materiales amigables con el ambiente, por lo que una vez pasado el proceso la mayor parte de la propaganda no es apta para el reciclaje al incluir pinturas con plomo y otra serie de sustancias tóxicas, alerta el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA).


Debido a que no es posible reciclarla, la basura electoral no puede tener otra disposición final más que la quema, acción que por tonelada soltaría a la atmósfera 68 kilos de contaminantes por cada tonelada, según datos aportados por quienes promueven la campaña “Quita Un Anuncio”, quienes organizan jornadas ciudadanas en el Distrito Federal para quitar la propaganda de los partidos políticos y precandidatos.


Cálculos del Departamento de Mercadotecnia del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), señalan que para estas elecciones sólo se reciclará 40% del papel y 20% de los plásticos, lo cual implica un problema para la disposición final de estos residuos.”Desgraciadamente, y ante la insensibilidad de los partidos políticos y los candidatos, la publicidad electoral no siempre se produce con el mismo material y en consecuencia les sale a los recicladores muy caro limpiarla. En cuanto a la cantidad de tinta de dicha propaganda, en ocasiones es tanta que no tiene ningún valor, además de que le tienen que retirar pedazos de madera o grapas, lo cual hace incosteable recibirla”, dijo Gustavo Alanís, director general del CEMDA.


Ante esta situación, Alanís hizo un llamado a los partidos políticos a idear formas más creativas para dar a conocer sus propuestas sin contaminar tanto la vista como el medio ambiente, ya sea vía redes sociales o a través de un mayor contacto con la ciudadanía.


El artículo 236 del Código Federal de Procedimientos Electorales establece en su párrafo 2 que “los partidos, coaliciones y candidatos deberán utilizar en su propaganda impresa y demás elementos promocionales materiales que no dañen el medio ambiente, preferentemente reciclables y de fácil degradación natural, puntualizando que sólo podrá usarse material plástico reciclable en la propaganda electoral impresa”.


Sin embargo, según Alanís, es letra muerta y la prueba está en que en cada elección se presenta el mismo problema. “Por eso los ciudadanos están tomando acciones lo cual es aplaudible (…), si la autoridad no hace su trabajo pues hagámoslo nosotros. El problema está también en que el tipo de materiales y tipo de tintas tiene contaminantes como plomo, que dañan a la salud, impiden el reciclado de los plásticos y papeles y la única solución es quemarlos”, afirmó.


La quema de una tonelada de este tipo de basura arroja a la atmósfera partículas de dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y monóxido de cárbono, además de que genera gases de efecto invernadero como el metano y el bióxido de carbono, además de degradadores de la capa de ozono.


El director general de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope), Enrique Guerrero Ambriz, reconoce también que hasta ahora no existe la exigencia a sus afiliados para que en la fabricación de propaganda utilicen materiales más amigables con el ambiente.


PARA SIDE


Más basura en el DF, ahora es electoral


Al problema que ya enfrentaba la capital del país por la disposición de varios miles de toneladas de residuos que genera a diario se suman ahora las 46 toneladas de propaganda electoral que, aseguran las autoridades, han sido retiradas de las calles durante los últimos días, y las que se producirán una vez que inicien formalmente las campañas electorales.


Las secretarias de Medio Ambiente del DF, de Desarrollo urbano y Vivienda, así como la de Obras y Servicios junto con la Seduvi y la Secretaría de Obras y Servicios (SOS) analizan la fecha en que iniciará el reciclaje y los productos en que se convertirán las toneladas de plástico que han retirado de las calles.


En tanto, estos materiales están depositados en una bodega localizada al oriente de la Ciudad, en donde, aseguran, no representan un riesgo de infección por tratarse en su mayoría de plástico.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas