Lalo Rivera saldará cuenta con El Yunque


Pagará a la empresa DISA, propiedad de Jorge Espina, encargado de realizar una parte del distribuidor vial Juárez-Serdán


El Síndico municipal Ernesto Bojalil Andrade presumió que en el primer año de la administración se ha logrado reducir al mínimo los juicios más importantes en contra de la Comuna, que sumaban alrededor 750 millones de pesos


Luz Elena Sánchez


Eduardo Rivera Pérez, alcalde de Puebla, saldará una cuota con El Yunque, es decir, liquidará el adeudo de 26 millones de pesos que tenía el Ayuntamiento de Puebla con Jorge Espina Reyes, dueño de DISA, empresa que en el trienio de Luis Paredes realizó la construcción de la última etapa del distribuidor vial Juárez-Serdán.


En el marco de su informe de gobierno, el síndico municipal Ernesto Bojalil Andrade presumió que en el primer año de la administración se ha logrado reducir al mínimo los juicios más importantes en contra de la Comuna que sumaban alrededor 750 millones de pesos, entre ellos el de la empresa anteriormente mencionada.


Durante su discurso, el funcionario municipal arremetió contra su antecesor, Román Lazcano Fernández, ya que, dijo, por sus malas gestiones y los actos de corrupción que le fueron imputados se desprestigió su labor: “El cúmulo de escándalos que frecuentemente protagonizaba el síndico, por el sospechoso manejo de los juicios en donde el Ayuntamiento era parte, demandado por cantidades millonarias, por empresas como ITO, DISA, ICA, Jajomar, entre otras, causaron un enorme desprestigio a la Institución de la Sindicatura municipal”.


En este contexto señaló que en el primer año de gestión se ha trabajado para reducir el rezago de los litigios heredados que ponían en riesgo el patrimonio de la Comuna: “Al inicio de nuestra gestión existía un rezago histórico de juicios legales pendientes por resolver, más de 2 mil 500 expedientes. Una bomba de tiempo que ponía en grave riesgo la hacienda municipal por los juicios en contra del Ayuntamiento de Puebla, acumulados de administraciones anteriores”.


En entrevista, Ernesto Bojalil explicó que por la revisión minuciosa de los procesos legales se ha logrado reducir el monto de las demandas que exigen las empresas que en su momento otorgaron un servicio o realizaron una obra a favor de la capital.


En caso de la empresa Desarrollo Iberoamericano SA de CV (DISA), la cual realizó el distribuidor vial Juárez-Serdán, señaló que exigía 70 millones de pesos de los cuales se está logrando bajar la demanda a 26 millones de pesos: “Hay una sentencia condenatoria irrevocable, pero ante la pretensión de DISA, de cobrar más de 70 millones de pesos, estamos apostando para que no exceda del capital originalmente contratado que eran de 26 millones de pesos, es un ahorro de 50 millones de pesos”.


Sobre la empresa Jajomar, la cual demandó al Ayuntamiento de Puebla por 600 millones de pesos, luego de que el Cabildo ordenó el retiro de sus parquímetros, señaló que se logrará anular el juicio: “Próximamente dará mucho de qué hablar, porque auguró a la ciudadana que es un juicio que vamos a ganar”.


Otros litigios heredados fue el de la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA), constructora de la avenida Las Torres, quien contrademandó por 40 millones de pesos y el de la empresa Ingeniería y Tecnologías de Oriente (ITO), quien demandó a la administración de Blanca Alcalá por la misma cantidad por retiro de la concesión del Rastro municipal debido a las irregularidades detectadas en su operación, de los cuales también se espera que se les exima del pago del monto denunciado.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas