Mil Calles es un timo de 226 obras


Para superar el número mágico, el alcalde también se montará en obras que hará en conjunto con el estado para llegar a “mil 300 calles”


El programa insignia del Ayuntamiento ha beneficiado a seis empresas, las cuales han ejecutado 310 calles que equivalen a un monto total de 180 millones de pesos 122 mil 744 pesos


Luz Elena Sánchez / Osvaldo Macuil Rojas


El proyecto de las Mil Calles resultó un mito genial del alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, pues con sólo 226 obras en las que invirtieron 533 millones 823 mil pesos pretende entregar mil 324.48 calles.


Además de que dicho “programa estrella” desatendió las zonas pobres de la ciudad para convertirse en un “botín electoral” y así beneficiar a los exfuncionarios y ahora candidatos del PAN por los distritos XI y VI, Marisa Ortiz Mantilla y Enrique Guevara Montiel, en su afán de llegar a la meta cayó en el ridículo de contabilizar obras que no equivalen siquiera a una sola calle, pues contó fracciones desde .95 hasta .43 metros como calles.


Asimismo, hay que decir que se colgó de los proyectos que impulsó el gobierno del estado, como la modernización del bulevar Esteban de Antuñano y de la calzada Zaragoza. Tan sólo estas dos obras suman 298 avenidas pavimentadas.


El programa insignia del Ayuntamiento ha beneficiado a seis empresas, las cuales han ejecutado 310 calles que equivalen a un monto total de 180 millones de pesos 122 mil 744 pesos.


El “milagro” de la multiplicación de calles


Desde del inicio de la administración, el alcalde aseguró que en su primer año de gobierno se rebasaría la meta de las mil calles, ante tales pretensiones tuvo que reacomodar sus estrategias y hasta a sus funcionarios.


Y es que a menos de dos meses de haber arrancado la administración riverista en el mes de abril, Ignacio Acevedo Ponce de León fue relevado como secretario de Gestión Urbana y Obra Pública Municipal por Felipe Velázquez Gutiérrez, bajo la justificación del alcalde de que era necesario que se encargará solamente del programa Desarrollo del Centro Histórico.


No obstante, diversas fuentes señalaron que los cambios se debieron a los problemas que hubo al interior de la dependencia, relacionados con las mil calles, pues el propio Ignacio Acevedo desconfiaba que se pudiera cumplir la meta.


Más tarde, el nuevo titular del área Felipe Velázquez daría a conocer el mecanismo riverista para contabilizar el número de calles pavimentadas. Las vialidades no se contarían por obras si no por sus medidas, así cada 85 metros lineales por 8 de ancho, es decir 680 metros cuadrados, significaría una calle hecha.


En diversas ocasiones el funcionario municipal reconoció que la medición de las calles se instauró en el propio gobierno, pues dijo que eran las medidas en promedio de las calles de la capital.


Tales criterios provocaron que el Ayuntamiento en una sola obra entregara cifras ridículas, pues licitó 14 vialidades que no suman ni una calle con sus “números mágicos” como es el caso de la avenida 44 Norte entre calle 106 Oriente y 104 B Oriente, en la colonia Bosques de Santa Anita, donde licitó una obra de .43 calles la cual costó 213 mil pesos y que sólo benefició a 42 habitantes.


Todas estas miniobras se traducen en solamente 10.88 calles, en las que se invirtieron 6 millones 135 mil 757 pesos.


Se cuelga del gobierno del estado


Luego de que el Ejecutivo del estado anunciará la remodelación de la calzada Ignacio Zaragoza y de la rehabilitación del bulevar Esteban de Antuñano, en la que el Ayuntamiento aportaría la mitad de los recursos bajo el esquema de Peso a Peso, Rivera Pérez no dudó en contar la obra en su programa de las Mil Calles, aunque estas tuvieran recursos del estado y sólo se tratarán de trabajos de relaminado.


En el caso de la pavimentación con concreto hidráulico de la calzada Ignacio Zaragoza, la obra costará 81 millones 406 mil 410 pesos en total, de los cuales el Ayuntamiento aportará 40 millones 703mil 205 pesos.


La obra tiene de superficie de 74 mil 296 metros cuadrados que abarcan las colonias Malintzi, San Pedro, Independencia, Los Pinos, Adolfo López Mateos, Renacimiento, Moctezuma, Hidalgo y Lomas de Loreto, mismas que fueron contabilizadas como 90.79 calles nuevas pavimentadas del programa de la Comuna.


Mientras que con la inversión bipartita de 93 millones de pesos aplicados para modernización con pavimento hidráulico del bulevar Esteban de Antuñano en una longitud de 4.2 kilómetros, Eduardo Rivera Pérez contó 189 calles.


Y aunque estas calles ya aparecen en la página de transparencia del Ayuntamiento y se presumirán en el primer año del munícipe, las licitaciones corrieron a cargo de la Secretaría de Infraestructura.


Seis empresas fueron las más beneficiadas por Lalo


El programa insignia del Ayuntamiento ha beneficiado a seis empresas, las cuales han ejecutado 310 calles, que equivale a un monto total de 180 millones 122 mil 744 pesos.


En total se han contratado a cerca de 150 empresas para la ejecución de las Mil Calles, sin embargo, media docena de constructoras han ejecutado 30 por ciento de las obras.


La firma Grupo de Ingenieros de Puebla ha sido la mayor beneficiada por el alcalde Eduardo Rivera, pues ha recibido 87 millones 585 mil 475 pesos para la pavimentación de 153.66 calles.


En segundo lugar se ubica Ingeniería y Desarrollo Inmobiliario que para la rehabilitación de 52.7 calles ya recibió 26 millones 420 mil 68 pesos.


Grupo Jade pavimentó 38.27 calles, cuyo costo asciende 19 millones 363 mil 491 pesos; le sigue la Constructora Codel que recibió 17 millones 608 mil 708 pesos por realizar 29.06 calles.


La empresa afiliada a la Asociación de Empresas de la Construcción (Aeco), Empresarios Unidos de la Construcción, obtuvo la ejecución de 23.33 calles con un monto de 22 millones 204 mil 717 pesos.


Por último, Proyectos Urbanos y Civiles logró ganar 13.01 calles, que ascienden a 6 millones 940 mil 285 pesos.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas