“Mil Calles no fue un botín político”


Aseguró el regidor del PRD y presidente de la Comisión de Obra Pública


Luz Elena Sánchez


El regidor del PRD y presidente de la Comisión de Obra Pública, David Méndez Márquez, defendió el programa de las Mil Calles de la administración de Eduardo Rivera Pérez, pues negó que la pavimentación del millar de vialidades haya sido un “botín político”. Además dijo que su reducción a 226 obras no significa que se le “esté viendo la cara” a los poblanos.


No obstante, el perredista reconoció que este proyecto por sí sólo no puede resolver los problemas de pobreza de la capital.


La semana pasada esta casa editorial publicó una serie de reportajes donde evidenció que el programa Mil Calles del Ayuntamiento de Puebla, poco ayudaba a sacar al municipio del ranking nacional de pobreza donde ocupa el primer lugar con mayor número de habitantes con esta situación, a demás de que significó una estrategia política para atraer votantes de los distritos VI y XI y un fraude, pues el proyecto se reduce a sólo 226 obras.


En entrevista para CAMBIO, el regidor del Sol Azteca manifestó que de ninguna manera se utilizó el programa para favorecer a los exfuncionarios municipales Marisa Ortiz Mantilla y Enrique Guevara Montiel, candidatos a las diputaciones federales de los distritos XI y VI, respectivamente, ya que en esta zonas de la ciudad es en donde más obras se hicieron.


Y es que aseguró que en todo momento se buscó que las calles otorgarán verdaderos beneficios a sus habitantes: “En los criterios de selección de las calles se fue muy claro en los ochos criterios que era el mayor beneficio para la población, el tema de que las vialidades tuvieran la mayor antigüedad sin haberse pavimentado, el tema de que fueran circuitos que condujeran a mercados, escuelas”.


El presidente de la Comisión de Obra Pública coincidió con los señalamientos de los académicos de la capital, quienes señalaron que para abatir la pobreza no sólo se tenía que hacer calles, pero dijo que se está trabajando al respecto: “Efectivamente, el programa de las Mil Calles no es lo único que va a resolver la pobreza que se vive en nuestro municipio, es evidente, se requiere de una política integral por eso se ha estado atendiendo desde distintas áreas como la de Desarrollo Social y Desarrollo Económico”.


Por otra parte, Méndez Márquez aseguró que no es ningún fraude que sólo se hayan licitado 226 obras y no mil, pues señaló que el proyecto llegó a más de la tercera parte de poblanos y justificó los números mágicos del Ayuntamiento de cuantificar una avenida intervenida cada 680 metros cuadrados, es decir calles 85 metros lineales por 8 metros de ancho: “Por su puesto que no es una burla, desde el principio del programa quedó claramente establecido bajo qué criterios se iba a llevar la cuantificación de las calles, no había un criterio técnico que definiera la medida de una calle y se recurrió a establecer un promedio calles tipo de la ciudad con elementos históricos”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas