Rivera no pudo certificar las mil calles pavimentadas


No existen garantías que sustente que concluyó el programa


El alcalde anunció que entregará 500 calles más, pues lo importante es que el programa continúe a lo largo de su trienio


Luz Elena Sánchez


El alcalde de Puebla Eduardo Rivera Pérez no pudo lograr la certificación de sus mil calles concluidas por parte de la Notaría 52 cuando entregó el último paquete de obras en la Central de Abasto, por lo que no existe ninguna garantía que sustente que logró concluir con su programa.


No obstante, Rivera Pérez presumió que ayer entregó las últimas 26 calles de su “programa estrella”, con lo que logró llegar a la calle número mil. Para festejar la “proeza”, se hizo acompañar por mariachis, juegos pirotécnicos y por la mayoría de su gabinete.


Aunque se había asegurado que ayer Judith Espejel González, representante de la Notaría 52, entregaría un documento que comprobara que el gobierno capitalino había cumplido cabalmente y sin ninguna irregularidad con la pavimentación del millar de vialidades, dicho certificado no fue presentado pues no logró contabilizar las avenidas.


Rivera Pérez justificó que las calles no se hayan notariado en su totalidad pues, dijo, fue imposible para la notaria recorrer las más de 200 calles que se entregaron esta semana por la gran carga de trabajo que esto significa: “En esta semana se entregaron más de 200 calles, el día de hoy casi 70, es prácticamente imposible que ella como su personal puedan medirlas en este momento, ella estará informándonos cuándo se entregará la certificación y el monto total de lo que costó, no va a cobrar un monto alto”.


Aunque el edil aseguró que el certificado se entregará sin falta, no supo dar una fecha concreta para la presentación oficial del documento y cuánto cobrará por sus servicios, pero cabe mencionar que el Ayuntamiento por las mil calles ya le pagó 19 mil pesos.


A pesar de la irregularidad, dijo que se cumplió la meta sin ningún problema y pese a los señalamientos y las críticas que tuvo el proyecto: “Las obras hablan más que las palabras, yo me siento muy contento; de alguna manera fuimos señalados, criticados, muchos dijeron que era imposible llevarlas a cabo, hoy estamos demostrando que sí fue posible.”


Por su parte, el secretario de Gestión Urbana y Obra Pública, Felipe Velázquez Gutiérrez, dijo que los funcionarios de la secretaría que encabeza están en la disposición de hacerse cargo del pago de los honorarios de Espejel González, incluso dijo que de los 70 mil pesos que gana mensualmente dará lo necesario para cubrir el gasto.


Y aunque nadie notó la presencia de la notaria, pues no fue presentada como parte del presídium ni invitada al corte del listón inaugural de las calles, aseguró que sí acudió al evento protocolario.


Miniinforme del secretario de obras


Previo a la inauguración de las calles en la Central de Abasto, el secretario de Obra, Felipe Velázquez Gutiérrez, rindió su informe de labores. En éste, como era de esperarse, resaltó el proyecto Mil Calles.


Indicó que en el programa se invirtió un total de 430 millones de pesos y que de las mil calles 864 se hicieron en las juntas auxiliares del municipio en las cuales se invirtieron 350 millones de pesos.


Además de este programa, dijo, también se trabajó para tapar 142 mil baches con una inversión de 64 millones de pesos.


Otras de las acciones que presumió fueron las acciones en la red de drenaje y agua potable, desazolve de barrancas, mejoramiento de la imagen urbana, dignificación de barrios e inversión en espacios deportivos.


En este contexto, el alcalde de Puebla Eduardo Rivera Pérez presumió que este año se entregarán 500 calles más y que en total en sus otros dos años de gobierno se podrían pavimentar otro millar de vialidades: “Es una meta que estaremos trazando y la vamos a dar a conocer de manera oficial hasta que hagamos el cruce de los números. Lo importante es que el programa continúe”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas