Tiene Sánchez Díaz de Rivera un día de campo en su comparecencia


El único regidor que discutió el actuar del secretario fue el priista Octavio Castilla Kuri


Los regidores cuestionaron los alcances de los programas sociales, el monto de la inversión y el número de beneficiados, preguntas que fueron solventadas por el funcionario municipal


Luz Elena Sánchez


Ayer en el gobierno capitalino iniciaron las comparecencias de los funcionarios municipales. El primero en rendir cuentas al Cabildo poblano fue Javier Sánchez Díaz de Rivera, secretario de Desarrollo Social, quien salió bien librado de los cuestionamientos de los regidores.


Durante su ponencia el regidor del PRI, Octavio Castilla Kuri, lo interrogó sobre los mecanismos que se aplicaron para elegir las zonas en las que se invirtieron recursos de los programas PIUS, pues aseguró se favoreció a los distritos electorales VI y XI, demarcaciones donde hay candidatos para diputados federales por el PAN emanados de la administración municipal.


Del mismo modo, reconoció que al menos 15 comunidades rurales del municipio que presentan alto grado de marginación no fueron atendidas por la administración municipal.


Aunque los regidores perdieron varios minutos para entender el formato de las comparecencias, en general el interrogatorio se llevó a cabo de manera tranquila, pues en su mayoría se centraron en preguntar los alcances de los programas sociales, el monto de la inversión y el número de beneficiados, cuestionamientos que fueron solventados por el funcionario municipal.


En la comparecencia, Castilla Kuri pidió una explicación del por qué de las 23 zonas prioritarias seleccionadas para los programas integrales urbano-social (PIUS) -y en las que se invirtieron más de 19 millones de pesos-12 pertenecen al distrito VI, 12 zonas al XI, dos al distrito XII y sólo uno al IX.


En respuesta, el secretario de Desarrollo Social justificó la elección de las zonas pues dijo que los recursos se aplicaron de acuerdo a un diagnóstico de las necesidades de cada zona, además señaló que dichos distritos no habían tenido acceso a otros programas federales como el de Hábitat.


En polígonos de pobreza hay pocos habitantes


Javier Sánchez Díaz de Rivera reconoció que en el municipio no se han atendido 15 polígonos de alta marginación pues dijo concentran muy pocos habitantes, situación que les ha impedido alcanzar los proyectos de combate a la pobreza.


En este contexto afirmó que las zonas podrían ser intervenidas hasta el último año de la gestión riverista.


Señaló que zonas como Rosario la Huerta, San José Buena Vista y San Isidro del Buen Suceso, se han desatendido por los gobiernos históricamente a pesar de que no cuentan con servicio públicos, tienen viviendas precarias e ingresos de sólo dos salarios mínimos.


Y es que dijo que por los habitantes que tienen no pueden acceder a los distintos programas: “Por su naturaleza casi nunca aplican a los programas, son pequeñas comunidades que tienen de 45 a 100 habitantes y que están en los bordes de San Miguel Canoa, de La Resurrección, de Azumiatla. Son zonas de muy alta marginación de la ciudad”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas