Montiel se lava las manos sobre el reordenamiento en Analco


Presumió que a diferencia de la administración de Blanca Alcalá, este ayuntamiento no utiliza el "garrote político"


Durante su comparecencia fue interrogado por el regidor del PRI, Julio César Sánchez Juárez, sobre las arbitrariedades que la Secretaría de Gobernación ha cometido para regular la ocupación de espacios públicos por parte de los informales


Luz Elena Sánchez


Pablo Montiel Solana, secretario de Gobernación municipal, presumió que a diferencia de la administración de Blanca Alcalá este ayuntamiento no utiliza el "garrote político" para mantener al Centro Histórico libre de vendedores ambulantes.


Además, “se lavó las manos” de la expulsión de comerciantes del tianguis de Analco, pues dijo que su área sólo acata el mandato de reordenamiento comercial que se aprobó en el seno del Cabildo.


Durante su comparecencia fue interrogado por el regidor del PRI, Julio César Sánchez Juárez, sobre las arbitrariedades que la Secretaría de Gobernación ha cometido para regular la ocupación de espacios públicos por parte de los informales.


En respuesta, el funcionario municipal indicó que a diferencia del trienio anterior la dependencia que encabeza en ningún momento ha utilizado la fuerza pública ni balas de gomas para disolver grupos de ambulantes, por el contrario, dijo que se ha cuidado de realizar acciones disuasorias y que la presencia de uniformados sólo ha sido de forma preventiva.


Montiel Solana dijo que para garantizar que no se actúa con agresividad durante los operativos hechos en el Jardín de Analco y en la plancha del zócalo, el Ayuntamiento contrató visitadores, cuyos servicios ascendieron a 28 mil pesos.


También se pidió el apoyo de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, instancia que dijo dio fe de que se actuó apegado a Derecho.


Sobre las acusaciones de haber emprendido un operativo para ordenar comerciantes, lo cual generó que se perdieran fuentes de empleo, indicó que no se trató de una política de su área, sino del cumplimiento de un mandato de Cabildo dictaminado por los regidores capitalinos.


Señaló que la secretaría no sólo se ha preocupado del reordenamiento comercial, ya que también se han buscado -con base en el diálogo- opciones de su reubicación: “Se está en diálogo con los afectados; con alternativas que les permitan tener trabajo y liberen el Centro Histórico. Ya se ha abierto la temporada de Día de Muertos en el parque de San Luis; de Reyes y Navidad en Paseo Bravo (…) estamos preocupados y ocupados para generar alternativas para estos ciudadanos”.


Enfatizó que la política del Ayuntamiento será la de mantener las calles del primer cuadro de la ciudad “limpias” de vendedores ambulantes: “Es un hecho que en el Centro Histórico no hay marcha atrás para no ejercer el comercio informal”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas