Surcoreana llora 1 hora en la pista, tras ser derrotada


Shin Lam protestó así por la decisión de los jueces de alargar un segundo su prueba, lo que ocasionó su pérdida


Agencias


La surcoreana Shin Lam protagonizó una de las jornadas más polémicas desde que comenzaron los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Todo inició con una decisión judicial en la especialidad de espada femenina, cuando la deportista permaneció sentada durante una hora llorando, tras ser declarada perdedora en la semifinal contra la alemana Britta Heidemann.


El Excel Center vivió el primer conflicto deportivo de los juegos en el momento en que la tiradora asiática pensó que su combate contra la defensora del título había terminado en empate 5-5, que le daba la victoria porque tenía la iniciativa.


En cambio, los jueces situaron un segundo en el reloj electrónico que resultó fatal para sus intereses, porque ahí la germana logró el punto definitivo. Shin Lam se quedó sentada en la pista en señal de protesta. Lloró desconsolada con gestos de desesperación mientras su entrenador presentó una reclamación.


De no haberse concedido ese segundo, hubiera ganado la surcoreana porque tenía prioridad, con lo que la delegación presentó una reclamación que tampoco prosperó tras una hora de deliberación, y finalmente los árbitros convencieron a la deportista para que depusiera su actitud y pudiera proseguir la competición con la lucha por el bronce.


La surcoreana salió enrabietada a este asalto y llegó a dominar por 3-7, pero acabó perdiendo por 11-15 ante la china Yujie Sun, que completó el podio.


Posteriormente, en la final ganó la ucraniana Yana Shemyakina a Biedermann en un asalto tremendamente igualado por 9-8 en el desempate. Jae Sung Shim, entrenador del equipo surcoreano, comentó que “todos los árbitros dijeron que entendían nuestra posición”, e insistió en que el tocado definitivo llegó fuera de tiempo.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas