10 mil familias en riesgo tras venta de ingenio azucarero de Atencingo


Además de la estabilidad económica de 16 municipios del sur del estado que viven de la producción de caña


La empresa se colocó entre los mejores del país, con una producción de 2 millones de toneladas de caña y más de 200 mil toneladas de azúcar


Hipólito Contreras


La puesta en venta del ingenio azucarero de Atencingo -el de mayor producción del país- pone en riesgo más de 10 mil fuentes de trabajo directas, 2 mil indirectas, así como la estabilidad economía de 16 municipios del sur del estado que viven de la producción de caña, pues la experiencia de su manejo por una empresa transnacional ha sido negativa, coincidieron en señalar líderes cañeros de la región.


Y es que antes de que fuera expropiado en 2001 por el gobierno de Vicente Fox -junto con otros 25 del país-, el ingenio de Atencingo era manejado por el Consorcio Azucarero Escorpión, filial de la transnacional Pepsicola, que lo habría llevado a la quiebra, pues tenían una deuda por más de 3 mil millones de pesos con la Secretaría de Hacienda, bancos, productores y proveedores.


La intervención del gobierno federal en el ingenio dio buenos resultados, ya que se hicieron fuertes inversiones, se modernizaron las instalaciones y se apoyó a los productores. La empresa se colocó entre las mejores del país con una producción de 2 millones de toneladas de caña y más de 200 mil toneladas de azúcar.


Las más de 15 mil hectáreas de caña se mecanizaron, llegaron cosechadoras, alzadoras, parte del riego se tecnificó, los más de 10 mil productores obtuvieron buenas liquidaciones, y por la calidad de la caña se alcanzaron precios superiores a los 600 pesos por tonelada. Además, los rendimientos por hectárea se incrementaron y la producción de caña se volvió rentable en los 16 municipios de la región sur del estado.


Actualmente dependen del ingenio más de 10 mil productores, más de 2 mil trabajadores que operan las instalaciones, más de mil cortadores, además en forma indirecta se benefician otros sectores económicos, como el de transporte, restaurantes, comerciantes y la economía regional.


Por eso es que hoy que se pone a la venta el ingenio y se menciona a la transnacional Coca-cola como la posible comparadora, los productores se han inquietado.


Necesario un comprador con experiencia


Arturo García, integrante de la Asociación Local de Cañeros, adherida a la Confederación Nacional de Propietarios Rurales, afirmó que el consorcio que compre el ingenio de Atencingo deberá ser capaz de lograr el crecimiento que se ha logrado en los últimos 10 años, mismo que ha permitido que la empresa azucarera esté entre las mejores del país.


Indicó que el ingenio es administrado por el Fideicomiso de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero, por lo que hoy que se pone a la venta pide que la empresa que gane la licitación tenga experiencia en el ramo, pues ello permitiría que el ingenio siga creciendo y ocupando los primeros lugares en el país.


Informó que para la siguiente zafra, la superficie de caña se amplió en 600 hectáreas, por lo que se espera una mayor producción.


Asimismo comentó que los cañeros esperan que el presidente electo Enrique Peña Nieto cumpla su compromiso -hecho en campaña- de tecnificar el riego en las 15 mil hectáreas de caña, lo que representará un importante ahorro de agua y energía eléctrica.


En la delegación Sagarpa se informó que este tema de la venta del ingenio es tratado directamente por oficinas centrales, Puebla nada tiene que ver.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas