Jodorowsky califica a Televisa como crimen cultural en México

12:40


En una entrevista nunca antes publicada, Alejandro Jodorowsky cuenta cómo celebró la muerte de Emilio Azcárraga Milmo, quien considera perpetró un crimen contra la cultura en México


Pijamasurf.com

 

En una oportuna entrevista, Alejandro Jodorowsky le cuenta a Javier Solórzano de la Torre, sobre su experiencia en México, haciendo cine y teatro en un país dominado por la mafia cultural encabezada por Televisa. Empresa monopólica de la cultura nacional que fue propulsada por Emilio Azcárraga Milmo, quien sentenciara famosamente que la televisión se hacía para los ”jodidos, porque México es un país de jodidos”. Sentencia que es una losa sobre el desarrollo del país, casi una (oscura) visión fundacional del México moderno: una programación de la realidad cultural.

 

La entrevista fue grabada en el 2002, en París, pero por obvias razones no tuvo canales de difusión, y por primera vez está siendo publicada. Consideramos que este es un momento ideal para dar a conocer la entrevista, nunca más vigente en la antesala de una elección presidencial en la que las televisoras han cobrado un papel protagónico, impulsando con todo el aparato de su propaganda telenovelesca, como ha constatado The Guardian, al candidato Enrique Peña Nieto del PRI, partido del cual “El Tigre” Azcárraga se consideraba “soldado”.

 

Jodorowsky confiesa haber celebrado la muerte Azcárraga Milmo en un restaurante mexicano en París, con amigos, motivado “por amor a México”. “Porque ese Azcárraga, y los que los siguen, fue un monstruo. Lo que la gente no sabe es que infectó la televisión con la cienciología para ser director de programa había que ser cienciólogo”. La Cienciología es una secta americana que está tomando el poder y tiene detrás a la CIA”. Una perla negra de conspiración que liga supuestamente a la televisora con esta secta religiosa que recientemente ha construido un mega templo en la Ciudad de México y que fue fundada por el escritor de ciencia ficción, L. Ron Hubbard, quien desarrolló un sistema de programación mental por niveles (en lo más altos se revela una cosmogonía en la que figuran dioses extraterrestres). La Cienciología ha penetrado la industria del entretenimiento en Estados Unidos a través de personalidades como Tom Cruise y John Travolta.

 

“Azcárraga pensaba que el mexicano era un ser despreciable e imbécil, que sólo podía concentrarse por tres minutos… pervirtió la mente de todo el mundo, les demostró que solo podían concentrarse tres minutos. Es un crimen. Echó su garra en el teatro, puso su garra en la literatura, puso su garra en toda manifestación cultural”.

 

Podemos adelantar que en la entrevista completa, que publicaremos próximamente, Jodorowsky reveló que fue expulsado de México por Azcárraga y la derecha, en lo que parece haber sido una especie de persecución cultural. Asimismo recalcó en esta extraña influencia de la Cienciología, añadiendo que el Opus Dei también tiene control sobre esta empresa (curiosamente Peña Nieto estudio en la Universidad Panamericana, que pertenece a este grupo religioso).

 

Por otro lado, fiel a su perspectiva psicomágica de la vida, en la que la intención es capaz de transformar la realidad, el autor de películas como Santa Sangre y El Topo llama a crear televisoras libres, y sacudirse del yugo de estas grandes empresas que cooptan la libertad y la imaginación de un país. En este sentido parece adherir su voz a la del movimiento #YoSoy132 que en su cauda incipiente busca exigir a los medios masivos de comunicación que abran espacios de expresión y transparenten su relación, a todas luces de colusión, con el poder político.

 

En otros temas de nuestro interés, Jodorowsky dice sobre las sustancias psicoactivas: “La marihuana, como diijo Timothy Leary, al comienzo parece que te abre el mundo y luego te hace tonto y sensual… El hongo es una cosa sagrada”.

 


 
 
Todos los Columnistas