ACTA, más peligrosa que la Ley SOPA

10:10


Publimetro

 

Este jueves, España firmó el Acuerdo Comercia Antipiratería y se sumó a los 21 estados miembros de la Unión Europea que han rubricado la famosa ACTA, que intenta crear normas internacionales para la protección de la propiedad intelectual.


A estas 22 naciones se suma Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y Corea del Sur. Alemania, Holanda, Chipre, Eslovaquia y Estonia no han firmado el acuerdo.


Algunos grupos se oponen por considerarla una afrenta a la libertad de expresión y derecho a la información, así como un sistema de control en Internet; aunque las autoridades explican que tienen derecho a defender el copyright y evitar pérdidas económicas.


Apenas este jueves se publicó que Twitter censurará temas en la plataforma para no atentar contra las políticas y reglas de los países, por lo que usuarios del microblogging criticaron la postura haciendo trending topic el tema.


El pasado 18 de enero, sitios como Wikipedia, Google, Wordpress, entre otros, se lanzaron en contra de la ley SOPA y PIPA, en Estados Unidos, logrando que el Congreso de ese país congelará la discusión y aprobación hasta que hubiera consenso.


Sin embargo, un día después, el FBI cerró el sitio Megaupload al considerar que promovía la piratería. Fueron detenidos seis trabajadores, entre ellos el fundador del portal Kim Dotcom. Como represalia, el grupo Anonymous atacó sitios oficiales del gobierno de EU.


Aunque México no ha firmado el ACTA, se sabe que fue invitado para participar en el marco normativo, además que en un futuro podría formar parte de las naciones que impulsarían una regulación antipiratería a nivel mundial.


LAS DIFERENCIAS


Aunque la Ley SOPA fue considerada la mayor afrenta contra los usuarios de Internet, la realidad es que el ACTA es más peligrosa, según consideración de activistas a favor de la libertad de expresión y derecho a la información, publicó el diario El Mañana de Nuevo Laredo.


El objetivo de ambas normas es la misma: acotar la piratería a través del intercambio de datos y contenidos, con derechos de autor, a través de la Red, sin pagar regalías a los creadores y distribuidores legales ante las leyes.


A pesar de la similitud, hay diferencias claras entre ambas:


1.- Alcance: El ACTA es una postura global y no local. Esta norma pretende convertirse en un convenio transnacional apoyado por grupos de poder. Por su parte, SOPA es una propuesta con características similares al ACTA, pero de carácter nacional, pues es discutida en EU.


A pesar de su ámbito, tiene posibilidades de hacer cumplir sus leyes fuera de sus fronteras, como lo demostró al pedir el cierre de Megaupload y la captura de los directivos del sitio.

 

ACTA establecería un marco legal para tratar con los temas de falsificación, piratería y otros delitos en todo el orbe. De aprobarse, los países tendrían que crear un cuerpo supranacional encargado de castigar a los delincuentes.


2.- Transparencia: La Ley SOPA tuvo una gran exposición pública y la presión contra su aprobación fue tal que los promotores de la norma la congelaron hasta tener mayor apoyo. El ACTA fue liberada a través de WikiLeaks, pues se cocina a escondidas.


3.- Facilidad de aprobación: Para formar parte del ACTA sólo se debe tener la voluntad de hacerlo. Aunque hay instancias gubernamentales que están en las negociaciones para después crear un marco legal, no necesitan aprobación por parte del gobierno de cada país, ni de la ciudadanía.


SOPA tuvo la presión social y por eso los legisladores estadounidenses tuvieron que observar la postura de la comunidad. El costo político ganó; mientras que en el ACTA, quienes laboran detrás del proyecto son instituciones erigidas y que no pueden eliminarse.


4.- Nivel de apoyo: Mientras SOPA requiere de un apoyo en el Congreso para ser aprobada; el ACTA no está basado en la opinión pública, sino que puede ser firmado por un presidente, o un emisario del gobierno, de forma unilateral, sin necesidad de llevar a votación la aprobación.


5.- Visibilidad: SOPA estuvo a la mano de la oposición pues casi desde que se empezó a "cocinar", ya se conocían los pros y contras de su aprobación, por ello tuvo fuerza el movimiento.


Aunque existe información del ACTA, fue develada gracias a que algunos cables fueron difundidos por WikiLeaks. No se sabe a bien de qué tratan las reuniones y los protocolos son un secreto. Desde el 2006 se viene trabajando un borrador normativo.


 
 
Todos los Columnistas