El PRI iniciará defensa legal del triunfo de Peña

16:00


Pedro Joaquín Coldwell calificó de "mentiras" los argumentos que usó la izquierda para solicitar al tribunal la invalidez de la elección

CNN México

 

El líder del Partido Revolucionario Institucional, Pedro Joaquín Coldwell, negó todas las acusaciones imputadas al virtual ganador de la elección, Enrique Peña Nieto, y calificó de "mentiras" las acusaciones imputadas por la izquierda y con base en las que solicitó a las autoridades electorales la invalidez de la elección presidencial.

 

En conferencia de prensa en la que aseguró que iniciaran este lunes su defensa legal, Coldwell respondió a cada uno de los argumentos que presentó la izquierda el pasado jueves y aseguró que el origen de todos los recursos de campaña es lícito, que el partido se ajustó “estrictamente” a los topes de campaña que marca la ley, que la aplicación de los recursos se llevó a cabo conforme al marco legal.

 

El dirigente nacional del PRI dijo al leer un comunicado que esta tarde serán presentados ante la autoridad electoral “el escrito que como terceros nos corresponde ante las impugnaciones presentadas por el Movimiento Progresista respecto a la elección presidencial”.

 

El candidato del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, inició el pasado jueves el proceso para invalidar los comicios presidenciales del 1 de julio con un juicio de inconformidad, conformado por seis quejas que buscan servir como base para probar presuntas violaciones al artículo 41 constitucional, que señala que las elecciones deben ser ilbres y auténticas.

 

El equipo jurídico del candidato, a cargo de su coordinador de campaña, Ricardo Monreal y de Jaime Cárdenas, representante del Movimiento Progresista ante el Instituto Federal Electoral (IFE), detalló que con este juicio se busca probar que se violaron los principios de equidad, libertad y autenticidad en los comicios.

 

Coldwell desmintió los argumentos como la compra y coacción del voto, así como la sospecha de procedencia ilícita de los recursos que utilizó el PRI.

 

“Hacemos un llamado a todos los actores políticos a que nos sometamos al imperio de la ley y a las resoluciones del Tribunal Electoral (…) El PRI demostró su vocación democrática al reconocer el triunfo de sus adversarios en 2000 y 2006. Hoy demandamos el mismo comportamiento democrático de quienes se rehúsan a reconocer los resultados avalados por las autoridades electorales”, dijo Coldwell este lunes al concluir la conferencia en la que no se admitieron preguntas de la prensa.

 

Según los resultados oficiales dados a conocer por el IFE una semana después de los comicios, Peña Nieto tuvo el 38.21% de los votos, superando por más de tres millones de sufragios a López Obrador, que logró el 31.59% de la votación.

 

En tercer sitio se ubicó Josefina Vázquez Mota, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), con el 25.41% de los votos, y finalmente Gabriel Quadri, de Nueva Alianza, con el 2.29%.

 


 
 
Todos los Columnistas