Presenta Monreal facturas de monederos MONEX supuestamente usados para comprar votos


El Observador Diario


México, Distrito Federal.-Ricardo Monreal, coordinador de campaña del candidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, presentó nuevos documentos que podrían probar que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) compró votos a través de cuentas del Grupo Financiero Monex. En la última mesa de coordinadores de Noticias MVS primera emisión transmitida este miércoles, Monreal mostró los contratos de las cuentas de Monex a través de las cuales se emitieron 100 mil monederos electrónicos cargados con 160 millones de pesos, que presuntamente fueron entregados a cambio de votos a favor del PRI. “Vamos a demostrar cómo Monex actuó con doble contabilidad; el IFE ha sido omiso porque no ha resuelto el caso de Soriana, el de Monex y la contabilidad paralela, los miles de millones que se gastaron”, advirtió Monreal.

 

El senador con licencia explicó que todos los beneficiarios de estos monederos son operadores del PRI, y asegura que esto se puede probar revisando las listas de representantes de ese partido registrados ante la autoridad electoral; sin embargo, precisó que sólo la Unidad de Fiscalización del IFE está autorizada para cotejar sus listas con las cuentas bancarias de Monex.

 

“Todos los caminos de la deshonestidad conducen a Monex (…) es brutal, la compra de votos es inmoral, por eso estamos luchando por limpiar la elección, no pueden simplemente decir ‘me deslindo’ de Monex”, expresó Monreal.

 

Por su parte, Roberto Gil, coordinador de campaña de Josefina Vázquez Mota, agregó que el caso Monex es muy grave porque revela un financiamiento paralelo, ya que ninguna de las cuentas de Monex presuntamente utilizadas para el pago a operadores del PRI está a nombre de ese partido.

 

“La legitimidad del nuevo gobierno depende de qué hizo para llegar, y si se cometieron ilegalidades para llegar, es algo que tiene que ser resuelto no sólo desde la perspectiva electoral, sino también la política. Nuestro compromiso es indeclinable, mantendremos el dedo en este renglón, haremos todos los esfuerzos políticos para que se aplique la ley en este caso y otros que hemos denunciado“, anticipó el panista. Roberto Gil Zuarth, coordinador general de la campaña de la candidata del PAN a la Presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota, presentó el pasado miércoles 27 de junio pruebas y testimonios de quienes recibieron, por parte del PRI y de su candidato presidencial, tarjetas de débito del Banco Monex, a fin de probar el uso de recursos para la coacción y compra del voto en diferentes entidades del país. Recordó que el lunes pasado, en conferencia de prensa, denunció una red financiera del Partido Revolucionario para entregar recursos a sus operadores políticos por más de 700 millones de pesos, a través de las tarjetas Monex.

 

Ese día Gil Zuarth presentó tarjetas de débito Monex, así como el testimonio y nombramiento de Eduardo Uribe Aguilar, como representante general del candidato del PRI a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto.

 

Además, leyó el testimonio de un operador del PRI en Guanajuato, quien afirmó que recibió una tarjeta Monex con siete mil 500 pesos y la promesa de recibir diez mil más, pasadas las elecciones.

 

Esta persona, dijo el coordinador de la campaña de Josefina Vázquez Mota, está claramente vinculada con el PRI y tiene su tarjeta de Monex, a pesar de que el PRI ha negado sistemáticamente esta operación. En una reunión de la Comisión de Quejas y Denuncias del IFE para analizar la solicitud del PAN –que solicitó congelar las cuentas que presuntamente el PRI tenía en Monex para compra y coacción del voto–, se rechazó la petición panista, pero fue el detonante para detectar la participación de una empresa, cuyo nombre quedó bajo reserva, porque se abrió una investigación. Pedro Joaquín Coldwell, presidente nacional del PRI, descalificó la denuncia panista sobre la presunta orquestación de un operativo para compra y coacción del voto, y calificó la queja de petardo sin base, absolutamente inverosímil. En efecto, no había cuentas del PRI, pero mediante las averiguaciones realizadas por la Unidad de Fiscalización se confirmó que una empresa estaría financiando a la estructura del PRI.

 

El artículo 77 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), que impone normas sobre el financiamiento, prohíbe expresamente a los partidos recibir recursos de empresas mercantiles. Los 70.8 millones de pesos representarían menos de 15 por ciento de lo que el PRI recibió del IFE como prerrogativas para gastos de campaña y equivaldrían a más de 20 por ciento de los 336 millones de pesos fijados como tope para la campaña presidencial. (Con información de MVS Noticias/aristeguinoticias.com/AMM Noticias)

 






Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas