Congreso avala impunidad del diputado Lauro Sánchez


Al permitir que se aprobara su cuenta pública cuando fue director del ISSSTEP


Luz Elena Sánchez


En el pleno del Congreso se consumó la cuota de impunidad del diputado priista Lauro Sánchez, al aprobar su cuenta pública de 2010 por más de 363 millones de pesos, correspondiente al periodo en que fungió como director del ISSSTEP.


Ayer en la Sesión Ordinaria se dio aval al dictamen que en el transcurso de la semana había sido aprobado por unanimidad y sin observación alguna por la Comisión Inspectora, presidida por el panista Mario Riestra Piña.


Del mismo modo se aprobaron 15 cuentas públicas, entre ellas 10 de presidentes municipales, como es el caso del exalcalde de Totoltepec, Everardo Santos Rodríguez, quien fungió hasta el pasado miércoles como diputado, tras suplir por tres meses a Enrique Nacer Hernández.


Ninguna de las cuentas públicas que se turnaron al Congreso fueron aprobadas por unanimidad.


Entre las cuentas que estuvieron a consideración se encuentran también las de los municipios de Nauzontla, Tepango de Rodríguez, Xochitlán de Vicente Suárez, Acatlán y Eloxochitlán, además de las cuentas de Sergio Eduardo Cortez y Enrique Sedano, correspondientes a su gestión en el Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable de los municipios de Chalchicomula de Sesma (Ciudad Serdán) y Teziutlán.


En esta misma sesión se aprobó el inicio de Procedimiento Administrativo de Responsabilidades en contra de los alcaldes Miguel Ponce Chávez, de Chila de la Sal; Raymundo Olvera Muñoz, de Ahuazotepec, y de Alejandro Vicente Trejo García, del municipio de Quecholac, quienes sumaron observaciones por 34 millones, 612 mil pesos.


Denuncian irregularidades en cuenta de Tehuacán


Las cuentas públicas 2010 de los alcaldes priistas de Tehuacán, Félix Alejo Domínguez, y Luis Gerardo Cobos Fernández (interino) fueron aprobadas pese a las irregularidades detectadas, denunció el diputado del PAN, Lucio Rangel Mendoza, quien dio a conocer que el municipio tiene un adeudo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de más de 12 millones de pesos, pese a que a los trabajadores les fueron cobradas sus aportaciones correspondientes.


En entrevista, el panista explicó que el SAT realizó una auditoría a este municipio, que derivó en observaciones por 12 millones 792 mil 113.86 pesos, y que corresponden a las aportaciones de los trabajadores del Ayuntamiento que no fueron reportadas: “el presidente omitió ciertos pagos ante el SAT, y esta instancia que fue a investigar y a hacer las auditorías correspondientes encuentra que no hizo los pagos como el de servicios, bienes e inmuebles. En ese sentido, se le está requiriendo el pago correspondiente a esta administración”.


Pese a esta irregularidad, la cuenta correspondiente a los periodos del 1 de enero al 31 de diciembre de 2010, fue aprobada por el pleno, por lo tanto pidió al Órgano de Fiscalización y los diputados tener más cuidado en las auditorias que realice el SAT: “debemos estar más atentos a las auditorias que el SAT nos encargue, porque son situaciones que el SAT hace a los ayuntamientos y no están contempladas dentro del Orfis hasta que el presidente municipal manda su dictamen”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas