Compra de votos no cambia los resultados: Calderón


El presidente aceptó que la práctica es inaceptable y que se debe revisar su existencia. Abogó por la segunda vuelta electoral


Aseguró que hará una entrega tersa y con estabilidad política al próximo Ejecutivo. Dijo que él sí sacó a las “alimañas y tepocatas”


Redacción/ 24 Horas


El Presidente Felipe Calderón Hinojosa opinó que aunque por su magnitud la compra de votos no es un tema que haga cambiar los resultados, sí se debe revisar, porque es una práctica inaceptable.


Entrevistado para Núcleo Radio Mil, aseguró que las condiciones de este proceso que está por concluir fueron mucho más cómodas que las de 2006, por la diferencia de votos, pero planteó la posibilidad de revisar el marco jurídico para establecer una segunda vuelta en votación presidencial.


En todo caso, abundó, el esquema electoral no debe dejar lugar a ninguna duda y por eso hay muchas partes del proceso que pueden y deben revisarse.


Adelantó que una vez concluido el proceso por el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Tribunal Electoral, habrá una transición de poder tersa, en la que se entregará el gobierno en orden y donde no habrá zonas de indefinición.


En los próximos meses “no habrá abandono de autoridad”, sostuvo el presidente, y aseguró que entregará el poder al próximo mandatario en forma tersa y con la máxima estabilidad política, económica y social.


El mandatario agregó que no habrá zonas de indefinición en los próximos meses, y se dijo orgulloso de haber cumplido con su responsabilidad, en especial en materia de seguridad.


“Yo sí saqué a las tepocatas y las alimañas”, afirmó el Ejecutivo federal al referirse a su estrategia para limpiar las instituciones, en específico las de seguridad pública, y destacó la creación de la Policía federal.


En ese contexto, descartó que los 60 mil muertos en la guerra contra la delincuencia organizada sean su responsabilidad.


“No es cierto; al contrario, era mi deber combatir a la delincuencia, el deber del Estado es proteger a las familias y eso hice”.


Por ese motivo, refirió, fue creada una Policía federal, a la que calificó como un “gran legado” de su administración, al contar con personal capacitado y tecnología de punta, aunque reconoció que en ella puede haber actos de corrupción.


En tanto, en materia económica, defendió las medidas contracíclicas que estableció su gobierno en 2009 y reconoció que volver a los indicadores anteriores a esas medidas, fue “quizá lo más costoso políticamente para mi gobierno”.


El jefe del Ejecutivo federal adelantó que antes de concluir el año, probablemente se eliminará el subsidio a las gasolinas, sin afectar la economía.


Aún así, desde el final de ese año a la fecha, se ha crecido 15 por ciento, lo que supone un promedio de 5 por ciento anual, “como me había comprometido al principio de mi gobierno”, sostuvo.


Respecto al PAN y a su abanderada presidencial, Josefina Vázquez Mota, ratificó su respaldo y la calificó como una excelente candidata.


Reconoció que en Acción Nacional no es cierto que, como dicen sus estatutos, todos sus integrantes “tengan una forma honesta de vivir y, seamos honestos, no todos los panistas la tienen”.


En la reconstrucción del PAN lo importante es revisar membresía, candidaturas, militancia, discurso e identidad, sin centrarse tanto en quién pueda dirigirlo, aunque consideró que Vázquez Mota sí podría cumplir plenamente con esa responsabilidad.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas