“No tenemos injerencia en temas electorales"


La Comisión Nacional Bancaria y de Valores dice que no puede investigar directamente a Monex o a Soriana, por su presunta participación en los comicios


Explicó que sólo pueden pedir información a los bancos, procesarla y entregar las respuestas a las autoridades correspondientes


Enrique Hernández/ 24 Horas


La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) está “amarrada de manos” para realizar una investigación a instituciones financieras, especialmente a Grupo Financiero Monex y Soriana, ligadas con el supuesto reparto de tarjetas y monederos electrónicos para la compra de votos a favor del virtual presidente electo de México, Enrique Peña Nieto.


“La CNBV no está facultada para averiguar denuncias electorales, simplemente es el intermediario del IFE, FEPADE, SAT, jueces, ministerios públicos y otras autoridades con las instituciones bancarias con operaciones en México”, dijo Carlos López-Moctezuma, director general de Proyectos Especiales y Vocero del organismo regulador del sector bancario.


“Nuestro papel se centra sólo en pedir a los bancos información, después procesar y entregar las respuestas a las autoridades electorales”, explicó a 24 HORAS.


Cada año son cientos de solicitudes otorgadas a las autoridades donde se rompe el secreto bancario a las autoridades electorales, dijo.


El 25 de junio de 2012, el PAN denunció una red de operaciones con manejo de recursos económicos entregados a 300 delegados del PRI a través de tarjetas de débito Monex, los cuales recibirían 60 mil pesos mensuales para operar durante los tres meses de campaña.


Y dos días después de la queja, la Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE) informó que la institución presidida por Héctor Lagos Dondé fue usada para triangular desde una cuenta bancaria con 70 millones de pesos el pago a miembros del PRI en las elecciones presidenciales del 1 de julio. El órgano electoral dijo que una persona moral de carácter mercantil financió 9 mil 924 monederos electrónicos para las campañas priistas desde el Banco Monex.


“Se carece de facultades por parte de la CNBV para informar si se han recibido casos de bancos en específico, que permita dar a conocer más a detalle sobre sus movimientos financieros, porque se rompe el secreto bancario y se incumple con la ley”, manifestó López Moctezuma.


El vocero de la CNBV añadió que la principal tarea de supervisión del organismo es que los bancos cumplan con la regulación en materia de lavado de dinero, pero no el tema electoral.


“No tenemos injerencia en temas electorales y no se puede hacer absolutamente nada, la CNBV no es una autoridad electoral para hacer una investigación”, reiteró.


El 6 de julio, 24 HORAS informó que la Procuraduría General de la República (PGR) cuenta con cuatro averiguaciones previas de distinta índole, en las que se advierte la utilización directa o indirecta de las herramientas para concretar movimientos de capitales de origen dudoso o no comprobable.


Entre estas averiguaciones se encuentran los casos de lavado de dinero de los exgobernadores de Tamaulipas por el PRI Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores en las que se detectaron por lo menos 18 operaciones bajo sospecha.


“La tarea de inteligencia para detectar el posible lavado de dinero no lo realiza la CNBV; sólo se vigila que los bancos reporten de manera adecuada todas sus operaciones financieras”, precisó López Moctezuma.


“Si algún intermediario viola, falta e incumple con las leyes de crédito y de lavado de dinero, pues se le sanciona y corrige las irregulares en las que incurren”, agregó.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas