Sin funcionar, los refuerzos camoteros


De los cinco sólo uno juega como titular en el equipo de Osorio


Los números son devastadores, sólo Jonathan Lacerda ha jugado todos los partidos como titular; Luis Ángel Landín ha marcado apenas dos goles; Armando Wila ha jugado 185 minutos sin anotación y “El Loquito” García no completa ni siquiera un medio tiempo

 

Gerardo Ruiz


Los jugadores que impuso la Directiva del Puebla no funcionan, de los cinco refuerzos sólo uno ha sacado la casta al jugar los nueve partidos como titular.


Los números son devastadores, sólo Jonathan Lacerda ha jugado todos los partidos como titular; Luis Ángel Landín ha marcado apenas dos goles, Armando Wila ha jugado 185 minutos sin anotación y “El Loquito” García no completa ni siquiera un medio tiempo; Sergio “El Zamba” Rosas y Daniel Osorno están borrados del equipo.


Después de estas viscerales declaraciones por parte del técnico camotero, la alarma ya suena en el interior del equipo, al parecer la relación entre jugadores, técnico y directiva se empieza a fracturar. Desde la planeación del Clausura 2012 y con la llegada de un nuevo proyecto encabezado por Osorio, la falta de comunicación entre las dos partes operativas fue notoria.


El sudamericano dio una lista detallada de refuerzos línea por línea que vendrían a complementar su trabajo al frente del equipo poblano, nombres como el del defensa Alexis Henríquez y el delantero Lionard Pajoy, sonaban para portar la casaca blanquiazul, incluso Juan Carlos realizó visorías en Colombia, país de donde es originario y tenía un buen conocimiento de estos jugadores, pero la directiva, ya sea por cuestiones económicas o imposición, contrató al central uruguayo Jonathan Lacerda y a los delanteros Luis Ángel Landín y Armando Wila.


A estos nombres se sumaron los del mediocampista Juan Pablo “El Loquito” García, Daniel Osorno y el regreso de Sergio “El Zamba” Rosas, lo cuestionable aquí fue ¿quién dirige al Puebla? Si el cuerpo técnico tenía una lista detallada de posibles refuerzos para darle estructura a un plan de trabajo a largo plazo y ninguno de esos jugadores llegaron al plantel, entonces la pregunta se agudiza: ¿quién dirige al Puebla?

 

Los tres petardos


Pasando a las estadísticas de estos flamantes refuerzos poblanos, “El Zamba” Rosas fue dado de baja del plantel después de no presentarse por más de una semana y ahora juega futbol rápido. El regreso de Daniel Osorno sólo trajo problemas a la directiva, su baja de desempeño fue sancionado con una reducción de salario y hasta el momento no ha visto acción en el torneo. Juan Pablo García después de ser borrado del futbol nacional se fue al exilio de la MLS, en su regreso a México con La Franja sólo ha jugado 38 minutos en lo que va del torneo.

 

La delantera, de chocolate


Las soluciones en el ataque después de la salida del colombiano Duvier Riascos no han sido más que una decepción, Luis Ángel Landín sólo ha marcado dos goles en nueve partidos y Armando Wila —“la manzana de la discordia” entre directiva y entrenador— ha visto participación en seis encuentros aún sin anotar gol y mostrando carencia en sus habilidades como futbolista.


La frustración llegó más pronto de lo esperado al banquillo poblano, ocupan el lugar 14 de la tabla general, están a sólo 3 puntos del sótano general, no logran ganar como local, el fundamento con el que se defendían las derrotas de que “el equipo está jugando bien pero no se logran conseguir los resultados” ahora ha sido olvidado, la tercera derrota en línea fue una muestra clara que el equipo viene en picada y la crisis puede ser aún peor cuando el próximo sábado se enfrenten ante Santos Laguna.

 

Problemas extracancha


Lo que se manejaba en fechas atrás, que los problemas directivos como la falta de pago a los jugadores, la penosa deuda con Hacienda y el embargo de los bienes del equipo, la nula y desgastada relación entre Hugo Fernández —vocero oficial del equipo— y Juan Carlos Osorio, no tendrían que verse reflejados en la cancha, ahora tal parece que sí, la poca planeación para un torneo, falta de comunicación y esfuerzos para soportar un nuevo proyecto son las consecuencias de un lamentable torneo para el equipo poblano.


Los “focos rojos” se han encendido en el vestuario poblano y la frustración ha llegado al estratega colombiano Juan Carlos Osorio por un equipo armado desde una oficina y no desde el terreno de juego.

 

Osorio pide disculpas


El director técnico del Puebla, Juan Carlos Osorio, pidió disculpas a los aficionados que asistieron al estadio Cuauhtémoc al partido contra Chivas y que llenaron las tribunas, además agradeció el gran apoyo y se manifestó decepcionado con los fanáticos del club por no lograr aún darles una satisfacción en casa, pero se comprometió a seguir trabajando para sacar al equipo adelante.

 




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas