El Puebla tira la toalla


La Franja suma su cuarta derrota consecutiva en el Torneo Clausura 2012


El entrenador Juan Carlos Osorio ya no sabe cuál es la receta para sacar al equipo de los últimos lugares de la tabla general, es más, decidió “tirar la toalla”, pues está complicado calificar al equipo a la liguilla


Gerardo Ruiz


Juan Carlos Osorio “tiró la toalla” ante los malos resultados. El estratega del Puebla descarta la posibilidad de jugar la liguilla, dijo ser el único responsable del mal momento por el que atraviesa su equipo y tal parece que el compromiso que se hizo a mitad de semana ante Ricardo Henaine, de poco sirvió para el partido del sábado por la noche.


“Espero ahora terminar el torneo dignamente, ya que la clasificación la veo demasiado lejos”.


Después de una semana en donde se habló demasiado, tanto jugadores como cuerpo técnico se comprometieron ante Ricardo Henaine y con la afición para salir de la mala racha, pero a la hora de la verdad, en el terreno de juego tanto cacareo no se vio reflejado, el cuadro camotero de nueva cuenta se mostró incapaz y no supo mantener la ventaja de un gol.


Osorio después de la derrota se responsabilizó del mal momento por el que atraviesa su equipo: “yo soy una persona que asumo toda la responsabilidad del equipo (Puebla), esto es absolutamente responsabilidad mía”.


En cuanto a su continuidad, tema del que se habló mucho en la semana, sabe perfecto que el futbol es de resultados y prefirió mantenerse tranquilo: “mi responsabilidad es seguir al frente del equipo hasta que la directiva me diga lo contrario; por mi parte seguiré trabajando, y no me queda más que preparar a este equipo de la mejor manera posible para el próximo partido”.


Una vez más el estratega colombiano hizo notorio el problema del limitado plantel: “siento que hoy fuimos muy vulnerables en el futbol aéreo y eso nos costó al final tres puntos. La verdad es que es corta la nómina y no hemos podido redondear”.


La derrota en el estadio de Santos por dos goles ha sido hasta el momento la de mayor diferencia en el Clausura 2012, por lo que el entrenador poblano se mostró desilusionado: “la verdad sí me duele perder hoy, por primera vez por diferencia de dos goles. Prefiero quedarme con los partidos anteriores, que aunque hemos perdido siempre hemos estado en el juego y a un gol”.


Señaló que la liguilla para los Camoteros ahora suena como una proeza, por lo que espera cerrar el torneo lo más dignamente posible. El calendario para los del Puebla se presenta complicado pues tiene que recibir como local a Cruz Azul y al América, además visitar al actual campeón, Tigres.


La Franja, el antepenúltimo


Ahora el equipo ya no sólo funciona de local, la humareda que se planteó en donde el equipo se desempeñaba mejor de visitante que en casa ya no existe, es cierto que se ganó en Ciudad Universitaria ante Pumas y en contra de Jaguares, pero los dos equipos están igual de mal que La Franja, clara muestra de lo mediocre que es el futbol mexicano.


Con el resultado del fin de semana, el Puebla es antepenúltimo general empatado en ocho puntos con San Luis, cuadro que enfrentará el próximo domingo en el Cuauhtémoc, oportunidad que se presenta como inigualable para conseguir el anhelado primer triunfo en casa. El torneo se le ha escapado al equipo poblano y lo único que le queda es rescatar todos los puntos posibles para evitar problemas de descenso para la próxima temporada.


Hérculez Gómez, verdugo camotero


Hérculez Gómez se convirtió en el verdugo del Puebla, el americano que no hace mucho portara la casaca de La Franja marcó dos goles para sentenciar la victoria de Santos. Con los problemas por los que pasa el equipo, la afición se cuestiona por qué no se hizo un esfuerzo por tratar de retener al jugador que consiguiera salir campeón de goleo en la era del Chelis y que ahora limita con los de La Laguna. El delantero lleva anotados cuatro goles en tres partidos, el doble de nuestro “goleador” Luis Ángel Landín.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas