Esparza se despide para luego regresar


Tras el periodo vacacional de Semana Santa será designado como secretario general de la máxima casa de estudios del estado


El hoy exfuncionario estuvo ocho años al frente de la Tesorería y aseguró que seguirá trabajando por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla en la docencia o en el lugar que le designen


Jorge Luis Hernández


Después de ocupar por ocho años consecutivos uno de los cargos más importantes dentro de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz se despidió de la Tesorería General, a sabiendas que tras el periodo vacacional de Semana Santa será nombrado como secretario general de la máxima casa de estudios.


Cuestionado sobre su futuro, el hoy exfuncionario se limitó a comentar que retomará su plaza como profesor de tiempo completo en la Facultad de Contaduría, pero no descartó ocupar algún otro puesto principal si así se lo propone el rector Enrique Agüera.


“He dado tres terceras partes de mi vida a la universidad, por ello seguiré trabajando por ella en la docencia y ahorita prepararé la entrega de la Tesorería para seguir, en el entendido de dar más por la institución”, señaló.


Sin querer entrar a los detalles, el académico dijo sentirse satisfecho por su desempeño en los últimos ocho años al frente de la Tesorería General y confió en que su sucesor -Óscar Gilbón- continúe con el nivel de transparencia con la que deja la dependencia.


“No creo que necesite recomendaciones, conoce muy bien el tema, él de hecho estuvo antes de ser tesorero como contralor y en este último organismo se encargó siempre de revisar todo a detalle, entonces conoce perfectamente la Tesorería y es una persona muy capaz, por lo que estoy seguro que hará un buen papel”.


Por su parte, al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el extesorero pueda reingresar al primer organismo de funciones o incluso ser el favorito para sucederlo en la rectoría, Agüera Ibáñez prefirió omitir el tema argumentando que falta más de un año y medio para que se cumpla su mandato.


“La universidad está todavía muy lejos del relevo institucional de la rectoría, yo estoy convencido de que un día, una semana, es mucho en la vida, así que un año seis meses es una eternidad”, concluyó.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas