El 50% de desempleados tienen estudios superiores


Incluye bachillerato y universidad, reveló la consultora Aregional


Dentro del estudio “Desempleados 4 de cada 10 mexicanos con mayores estudios”, Aregional reportó que en las 32 ciudades más importantes del país, el porcentaje de desocupación con estudios mayores es de 44.6 por ciento


Osvaldo Macuil Rojas


En la ciudad de Puebla es complicado que los egresados de educación media superior y superior puedan encontrar un empleo, pues mientras a nivel nacional 33.5 por ciento de los desempleados tienen estudios de dichos grados, en la Angelópolis el porcentaje supera el 50 por ciento.


De acuerdo a la consultora Aregional, la capital del estado se ubica en el lugar once a nivel nacional con el porcentaje más alto de desempleados que cursaron la preparatoria o la universidad.


Dentro del estudio “Desempleados 4 de cada 10 mexicanos con mayores estudios”, Aregional reportó que en las 32 ciudades más importantes del país, el porcentaje de desocupación con estudios mayores es de 44.6 por ciento. Sin embargo, la Angelópolis se encuentra por encima de este porcentaje con cerca del 56 por ciento.


La lista la encabezan las ciudades de Tampico y Tuxtla con una tasa superior al 60 por ciento, seguidas de Pachuca, Villahermosa, Morelia, Tlaxcala, Acapulco, Campeche. Mérida, Querétaro y Puebla.


“Los desempleados con estudios de nivel medio superior y superior representan el 44.6 por ciento del total, 3.7 por ciento más que en 2008; esto indica que las ciudades, aunque cuentan con una estructura económica con actividades generadoras de alto valor agregado, no han mostrado capacidad para absorber a la población más calificada”, informó la consultora.


En México, del total de la población desocupada el 8.4 por ciento no terminó la primaria, el 20.5 por ciento concluyó la primaria, el 37.5 por ciento cursó la secundaria y el 33.5 por ciento registra educación media superior y superior.


La falta de empleo para los egresados de preparatorias o universidades se relaciona con la reducción de costos en las empresas para sobrevivir en el mercado, pues buscan contratar a gente a bajos salarios, lo cual no pueden realizar con personas que tiene estudios mayores.


“Por ello el número de trabajadores registrados en el IMSS que ganaban únicamente un salario mínimo pasó de 4 a 10.6 por ciento entre el primer trimestre de 2009 y el tercero de 2011.”




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas