Proveedora de VW se va de Puebla; deja 600 desempleados


Johnson Controls anunció que cerrará una de sus plantas instaladas en Puebla


Osvaldo Macuil Rojas


La empresa de autopartes Johnson Controls anunció que cerrará una de sus plantas instaladas en Puebla debido a que enfrenta problemas de logística que le impiden aumentar sus niveles de producción, por lo que 600 poblanos se quedarán sin empleo.


A través de un comunicado de prensa, la empresa de origen estadunidense anunció que liquidará a sus trabajadores de acuerdo a lo que marca la ley.


Mediante un comunicado la firma informó que “esta ha sido una difícil pero necesaria decisión. La industria automotriz se caracteriza por ser un sector extremadamente dinámico.


”Johnson Controls realiza evaluaciones continuas de su estructura de manufactura para asegurar que ésta esté alineada con la localización geográfica de nuestros clientes y con sus necesidades de negocio. Debido a la ubicación de la planta ha resultado muy difícil cumplir con lo anterior desde el punto de vista de logística, de manera competitiva.


”Esta planta ha venido enfrentados problemas de volúmenes de manufactura bajos y la terminación de varios contratos de producción, por lo que no tiene la masa crítica necesaria para ser viable en el largo plazo. Los programas pendientes de finalizar serán trasladados a otras plantas en la República.


”Todos los empleados recibirán una liquidación de acuerdo con lo establecido por la ley así como diversos soportes que ayuden a los trabajadores a encontrar un nuevo trabajo”.


Cabe mencionar que Johnson Controls se dedica a la fabricación de asientos e interiores de automóviles, siendo una de las principales proveedoras de Volkswagen en Puebla.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas